678: la historia del controvertido programa que fue símbolo del kirchnerismo

·5  min de lectura
678 el programa más emblemático de la Tv Pública
678 el programa más emblemático de la Tv Pública

Hace pocos días se lanzó, a través de diversas redes sociales, 679 Evolución, que se propone como una versión actualizada de 678, que se emitió por la pantalla de la TV Pública entre el 9 de marzo de 2009 y el 23 de diciembre de 2015, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En 2015, tras la asunción de Mauricio Macri a la presidencia, aquel controvertido formato fue discontinuado.

El primigenio 678, producido por Diego Gvirtz para su productora PPT (Pensado para Televisión), nació como un espacio de debate de la actualidad con cierta aspiración a la pluralidad de voces. Sin embargo, con el correr de sus emisiones, su tono se volvió oficialista y el envío terminó convertido en un espacio de militancia kirchnerista con críticas y agravios a la oposición . Gvirtz fue noticia esta semana por ser detenido por la policía, acusado de robar un auto que pertenece a Claudia Faena, hermana de Alan Faena, del hotel que lleva su nombre. El productor afirma que fue una “denuncia malintencionada”.

Seis en el siete a las ocho

El nombre 678 (léase seis, siete, ocho) nace como una transcripción de “seis en el siete a las ocho”: cinco panelistas más un conductor, en Canal 7, a las ocho de la noche. Si bien mantuvo el nombre, el ciclo fue cambiando de horario, llegó a contar con una edición dominical y su panel fue modificando tanto el número como el nombre de sus integrantes.

La conformación original del ciclo tenía la conducción de la periodista María Julia Oliván, quien estaba acompañada por un panel conformado por Orlando Barone, Carla Czudnowsky, Luciano Galende, “Cabito” Massa Alcántara y Sandra Russo. En esos tiempos, la idea madre del programa era repasar la actualidad del día y plantear una mirada sobre el trabajo de los medios sobre las cuestiones trascendentes de la jornada.

Acaso porque rápidamente los contenidos del ciclo fueron virando hacia la mirada oficialista de la actualidad, María Julia Oliván se alejó del proyecto. Había transcurrido menos de un año del estreno y la periodista decidió que el 28 de enero de 2010 sería su última salida al aire. Se dijo que fue el propio Néstor Kirchner, invitado a 678, quien habría solicitado la permanencia de la conductora unos días más, ya que quería ser entrevistado por ella.

678 costó 150 millones a la TV Pública durante sus seis años al aire
678 costó 150 millones a la TV Pública durante sus seis años al aire


678 estuvo seis años en el aire de la TV Pública con un alto costo de producción

Ese verano, Luciano Galende tomó la posta y condujo el programa durante dos temporadas, hasta la llegada de Carlos Barragán, quien lideró el equipo hasta su despedida. El escritor Jorge Dorio, quien había debutado en televisión a instancias de Juan Alberto Badía, también fue parte del equipo de conducción.

La periodista Sandra Russo, quien tuvo algunas intermitencias en su continuidad, fue uno de los nombres referenciales del programa. En cambio, Carla Czudnowsky, integrante del panel original, fue reemplazada por Nora Veiras, periodista especializada en educación.

En 2012, se sumaron Dante Palma, doctor en Filosofía, y la periodista Cynthia García, colaboradora del programa de radio de Víctor Hugo Morales. El politólogo Eduardo Mocca y la comunicadora y docente Mariana Moyano fueron otros de los panelistas de mayor permanencia en la mesa.

La mayoría de los integrantes de 678, luego de la última emisión, se dedicaron a brindar charlas, escribir ensayos y dictar clases. Algunos de ellos le iniciaron acciones legales al Estado en busca de un resarcimiento luego del levantamiento del ciclo.

En abril de 2014, el 81 por ciento de las acciones de la productora PPT fue adquirido por el grupo Indalo, propiedad de Cristóbal López. Duro de domar y Televisión registrada fueron, con el mismo tono de 678, otros dos títulos producidos por esta empresa.

A tono con la búsqueda de la idea dicha en voz alta y la estética populosa, buena parte del set, ubicado en el edificio de Figueroa Alcorta y Tagle, era ocupado por una tribuna con seguidores que podían presenciar la transmisión en vivo y que solían portar pancartas con leyendas variopintas que podían bregar por diversas cuestiones de interés público como la defensa de la Ley de Medios o lucir remeras estampadas con la imagen de Néstor Kirchner.

Voces opositoras, una excepción

Ícono de la defensa del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, algunas y excepcionales voces opositoras se hicieron presentes en el programa. Tal fue el caso de la escritora Beatriz Sarlo, quien protagonizó una de las más sonadas entrevistas al analizar los medios y el concepto de elite periodística, muy recordada por la frase “Conmigo no, Barone; conmigo no”. También se hizo presente el periodista británico Robert Cox, exeditor del Buenos Aires Herald, quien confesó que le habían aconsejado no concurrir al programa.

Dos días después del fallecimiento de Néstor Kirchner, el 27 de octubre de 2010, el programa homenajeó al expresidente con un informe donde se narró la historia de su matrimonio con Cristina Kirchner.

El 23 de diciembre de 2015 salió al aire la última emisión del ciclo, con la presencia del actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof. Una multitud de fanáticos seguidores, al grito de “vamos a volver”, no solo colmó el estudio, sino algunos pasillos de la emisora pública, convertida en un reducto de militancia. Trece días después de que Mauricio Macri asumiera la Presidencia de la Nación, el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, reconoció como inviable la continuidad de 678 debido a su falta de pluralidad y el programa dejó de emitirse.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.