Unas 60 millones de vacunas fueron declaradas “inutilizables” en EE.UU.

·2  min de lectura
La vacuna de Johnson & Johnson solo requiere de una dosis.
La vacuna de Johnson & Johnson solo requiere de una dosis.

WASHINGTON.- “Varios lotes” de la vacuna de Johnson & Johnson contra el Covid-19 fabricados en una planta de Baltimore cuya producción tuvo que detenerse hace varias semanas, deberán descartarse, dijeron hoy funcionarios de salud de Estados Unidos.

Según The New York Times, esta decisión afecta a unos 60 millones de dosis.

La tentación dinástica, más vigente que nunca entre autócratas y populistas

En marzo, las pruebas de control revelaron que se habían desperdiciado 15 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson en esta planta administrada por la empresa asociada Emergent BioSolutions.

Además de la vacuna de “J&J”, también se fabricó la de AstraZeneca. Productos que entraban en la composición de la segunda se mezclaron por error con la primera, provocando la contaminación de esos 15 millones de dosis y haciéndolas inutilizables.

Nunca salieron de la fábrica para ser distribuidos, aseguraron las autoridades en ese momento.

Luego, la Agencia Estadounidense de Medicamentos (FDA) envió expertos al sitio para realizar una inspección de las instalaciones y del resto de las dosis producidas.

Timothy McVeigh: mató a 168 personas, le dieron la inyección letal y nadie se daba cuenta si había muerto

El viernes, la agencia finalmente dio luz verde a “dos lotes” de vacunas de Johnson & Johnson fabricados en la planta, que se pueden utilizar “en Estados Unidos o exportar”.

Esto equivale a 10 millones de dosis, dijo a la AFP una fuente cercana al caso. “La FDA determinó que no se pueden usar varios otros lotes”, precisó.

Al menos 60 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca producidos en la misma planta esperan a su vez el visto bueno de la FDA para ser exportados.

El gobierno de Joe Biden prometió entregar esas vacunas a países desfavorecidos durante el mes de junio, en el marco de una donación total de 80 millones de dosis a través del dispositivo Covax.

Esta semana se supo también que los hospitales, los departamentos de salud locales y el gobierno federal de Estados Unidos debaten contrarreloj el destino de millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson que se vencen a fines de este mes.

En parte, esa acumulación de vacunas es consecuencia no buscada de la decisión que tomó Estados Unidos en abril de suspender la administración de dosis de Johnson & Johnson para evaluar un inusual riesgo de trombosis. Esa pausa obligó a los estados y proveedores a cancelar decenas de miles de turnos que nunca fueron reprogramados, lo que dejó un excedente de dosis, y en algunas regiones una persistente duda sobre la seguridad de la fórmula de J&J, según fuentes de la industria farmacéutica.

Agencia AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.