6 de enero: acusan al hijo de un famoso artista estadounidense por participar en los disturbios

·2  min de lectura

El hijo del famoso artista estadounidense Gregory Gillespie fue acusado en relación con los disturbios en el Capitolio.

Según los informes, Vincent Gillespie, de 60 años, fue identificado en media docena de imágenes tomadas el 6 de enero de 2021 que lo vinculan con el violento ataque en el Capitolio por parte de los partidarios del expresidente Donald Trump.

Los investigadores afirman que Gillespie estaba entre un grupo de manifestantes que intentaban entrar en un túnel cerca de la terraza oeste inferior del Capitolio. Según los informes, el ataque casi tuvo éxito, según Gillespie.

“Casi los estábamos dominando”, dijo Gillespie, quien sangraba por la cabeza, a Associated Press en ese momento. “Si hubiéramos tenido como otros 15 o 20 muchachos detrás de nosotros empujando, creo que podríamos haber ganado”.

Los investigadores federales dijeron que las propias palabras de Gillespie dejaron en claro que había colaborado junto con otros alborotadores para tratar de traspasar el Capitolio.

“Yo estaba con otros chicos. Y luego comenzamos a empujar y nos golpearon y nos echaron ese spray de pimienta en los ojos. Pero había un montón de gente empujándonos detrás”, dijo Gillespie a AP.

Continuó describiendo lo cerca que creía que él y los otros alborotadores llegaron a avanzar más hacia el Capitolio.

“Lo que ustedes necesitan saber, y nadie va a escuchar esto, estuvimos muy jod*******e cerca”, dijo, y agregó que si tan solo se le hubieran unido unas pocas personas más, “habríamos traspasado”.

Gillespie les dijo a los periodistas en ese momento que quería que sus compañeros alborotadores “inundaran” el Capitolio y “tomaran el control”.

“Apropiárnoslo por unos días. No soy anarquista, pero no puedes dejar pasar lo que pasó en esta elección”, dijo Gillespie, repitiendo las afirmaciones fraudulentas de Trump de que las elecciones de 2020 fueron robadas.

Al final de su entrevista con AP, parecía que Gillespie se había dado cuenta de la realidad de sus acciones, y las posibles consecuencias. Aunque ya había dado su nombre a los reporteros, dudaba en proporcionar mucha información sobre su hogar.

“Vendrán por mí, hombre”, le dijo a un reportero. “Estoy en Massachusetts”.

Él estaba en lo correcto.

Gillespie se unió a las 775 personas arrestadas en relación con los disturbios. Enfrenta siete cargos criminales que incluyen desorden civil, agredir a oficiales y alteración del orden público en el Capitolio. Él se declaró no culpable.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.