Luego de 6 años, cumbre climática regresa a África

ARCHIVO - Un vehículo pasa junto a turbinas eólicas en la estación generadora de Lekela, cerca del Mar Rojo, en Ras Ghareb, a 300 kilómetros de El Cairo, el 12 de octubre del 2022. (AP Foto/Amr Nabil) (ASSOCIATED PRESS)

MOMBASA, Kenia (AP) — La cumbre climática de la ONU nuevamente se realizará en África luego de seis años y cuatro conferencias consecutivas basadas en Europa.

La 27ma Conferencia de las partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático — conocida como COP27 — será realizada en el balneario de Sharm el-Sheij en Egipto a partir de la próxima semana. Ha sido llamada la “COP Africana”, con funcionarios y activistas esperanzados de que la localidad de la conferencia signifique que los intereses del continente estén mejor representados en las negociaciones climáticas.

El anfitrión Egipto dice que la reunión representa una oportunidad para que África alinee los objetivos climáticos con los otros objetivos del continente, como mejorar los estándares de vida y hacer a los países más resistentes a los extremos meteorológicos. Los organizadores esperan más de 40.000 participantes, el mayor número registrado en una reunión climática en el continente.

Desde la primera edición de la conferencia en Berlín en 1995, la cumbre climática de la ONU continúa rotando su sede anualmente entre las cinco regiones clasificadas por la ONU: África, Asia, Latinoamérica y el Caribe, Europa central y oriental y Europa occidental. Es la quinta vez que una nación africana realiza la cumbre. Marruecos, Sudáfrica y Kenia fueron sedes previas.

La primera cumbre africana, realizada en Marrakech en el 2001, aprobó importantes acuerdos sobre fondos para el clima y adoptó otras decisiones claves sobre el uso de tierras y bosques. Las tres reuniones siguientes en el continente consiguieron éxitos en asuntos como adaptación al cambio climático, tecnología y sembrar las semillas para el Acuerdo de Paris en el 2015. Marrakech fue además la última ciudad africana sede de la conferencia, habiendo realizado una segunda COP en el 2016, dirigida a implementar algunos de los objetivos fijados en París.

El Acuerdo de París, considerado un éxito grande de las cumbres climáticas de la ONU, tuvo a las naciones aceptando limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 Celsius (3,6 Fahrenheit), con el objetivo de reducirlo a 1,5 Celsius (2,7 Fahrenheit).