Los 28 muertos en una emboscada del EI en el desierto eran soldados sirios

Agencia EFE
·2  min de lectura

Damasco, 31 dic (EFE).- Los 28 muertos anoche en una emboscada del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra el autobús en el que viajaban por la carretera que une la provincia oriental siria de Deir al Zur con la occidental de Homs eran "soldados" y no civiles, como se creyó en un primer momento.

Una fuente militar siria en Deir al Zur que pidió el anonimato confirmó este jueves a Efe que las víctimas eran "soldados" pertenecientes al Ejército sirio, al retractarse de la información ofrecida poco después del ataque indicando que todos los fallecidos eran "civiles" que viajaban en un vehículo.

La agencia de noticias oficial siria SANA también había indicado ayer que se trataba de civiles.

Sin embargo, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró en ese momento que la acción tuvo como objetivo tres vehículos que llevaban a bordo soldados sirios de regreso a sus casas por Año Nuevo, al tiempo que elevó el balance de fallecidos a 30 y el de heridos a 15.

Según el recuento de la ONG, con sede en Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, en los últimos doce meses el grupo yihadista ha acabado con la vida de 780 uniformados sirios y milicias que luchan junto al Ejército en este desierto del centro del país, sin contar los 28 de la emboscada.

Por su parte, el grupo radical perdió a 507 combatientes en choques, operaciones y bombardeos de las aviaciones siria y rusa, aliada del Gobierno del presidente Bachar al Asad, en esta vasta área donde se han venido sucediendo los enfrentamientos entre ambas partes.

El 23 de marzo de 2019, el Estado Islámico fue derrotado territorialmente en su último reducto en el este de Siria, unos cinco años después de la expansión del "califato", aunque todavía tiene presencia en áreas del desierto sirio y en puntos de varias provincias del país.

(c) Agencia EFE