Dan 53 años de cárcel a homicidas de 4 alumnos de prepa en Morelos

·2  min de lectura

CUERNAVACA, Mor., diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- Los homicidas de cuatro estudiantes de preparatoria, cuyos cadáveres arrojaron en un paraje de la zona sur del estado, en noviembre de 2016, recibieron sentencia de 53 años de prisión. Por unanimidad los tres jueces que integraron el tribunal de enjuiciamiento emitieron la condena contra los seis hombres encontrados culpables de privar de la vida a los adolescentes.

El cuádruple crimen de los estudiantes de la preparatoria de Jojutla, adscrita a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), ocurrió hace cuatro años cuando Alejandro Medina Juárez, Melesio Pizaña Flores, Alberto Emiliano Sánchez López y Francisco Emiliano Carmona Servín, alumnos de primero y segundo año de preparatoria, acudieron a una fiesta de Día de Muertos al poblado de Ticumán, municipio de Tlatizapán y colindante con Yautepec. Al salir de ese lugar fueron interceptados y retenidos por un grupo de hombres, presuntamente ligados al crimen organizado, quienes los mataron y arrojaron sus cuerpos en el paraje denominado El Caracol en la colonia La Nopalera, en Yautepec, y luego huyeron.

En noviembre pasado al cumplirse cuatro años del multihomicidio, los familiares demandaron una impartición de justicia apegada a derecho porque hasta esa fecha no se había realizado la audiencia de apertura de juicio oral contra los imputados, por presuntas irregularidades en el proceso judicial. Empero este día informaron que los jueces dictaron sentencia de 53 años de prisión para Carlos Daniel Jiménez Raigoza, Alejandro Pastrana Rogel, Julio Ernesto Gutiérrez Malpica, Sergio Sánchez Figueroa, Oscar Sánchez Figueroa, y Zabdiel Tlatenchi Anzures, por el asesinato de los cuatro jóvenes estudiantes.

En la audiencia de individualización de sanción y reparación del daño en la Ciudad Judicial con sede en Cuautla, los jueces valoraron las pruebas y resolvieron que los acusados son penalmente responsables por el delito de homicidio calificado, por acreditarse su participación en el crimen de los alumnos. "Los datos de prueba derivados de los dictámenes científicos y técnicos integrados en la carpeta de investigación durante el juicio, fueron contundentes por lo que el juzgador dictó sentencia condenatoria con el grado máximo de culpabilidad imponiéndole la pena de prisión", señaló el asesor jurídico de las víctimas, Alberto López Laguardia. Agregó que durante las audiencias y desahogo del proceso penal se presentaron los elementos de prueba irrefutables contra los criminales por lo que se les dictó 53 años de cárcel.