Unos 500.000 ciudadanos de la UE aún no han pedido la residencia en Reino Unido tras el Brexit

FOTO DE ARCHIVO: El control fronterizo del Reino Unido se ve en la Terminal 2 del aeropuerto de Heathrow en Londres el 4 de junio de 2014. REUTERS/Neil Hall

LONDRES, 6 feb (Reuters) - Se estima que unos 500.000 ciudadanos de la Unión Europea que viven en Reino Unido todavía no han solicitado el nuevo estatus de residentes, que en su mayoría necesitarán para poder seguir en el país después del Brexit.

El Gobierno está introduciendo la mayor reforma de los controles fronterizos de Reino Unido en décadas, poniendo fin a la prioridad otorgada a los inmigrantes de la UE sobre los de otros países tras abandonar el bloque la semana pasada.

Las estadísticas oficiales muestran que 3 millones de ciudadanos de la UE y sus familiares han solicitado el "estatus de asentado", una especie de permiso de residencia para vivir en Reino Unido.

Las cifras ponen de relieve el gran número de solicitudes para el plan, que se puso en marcha a nivel nacional en marzo del año pasado, pero también el reto que tiene ante sí el Gobierno para garantizar que todos los ciudadanos de la UE lo soliciten de manera correcta.

La ministra del Interior, Priti Patel, dijo que estaba satisfecha con la respuesta e instó a los miembros de la UE a poner el mismo esfuerzo en garantizar el estatus de los ciudadanos británicos que viven en sus países después del Brexit.

"Es el mayor plan de este tipo en la historia británica y significa que los ciudadanos de la UE puedan demostrar sus derechos en las próximas décadas", dijo. "Es hora de que los países de la UE adopten un esquema similar".

Se estima que 3,5 millones de ciudadanos europeos viven en Reino Unido y tienen al menos hasta el final del año para solicitar la condición de asentados.

Sin embargo, abogados dicen que muchos ciudadanos de la UE que se encuentran legalmente en el país podrían quedarse fuera de este filtro y enfrentarse a la pérdida de sus derechos a prestaciones como la asistencia sanitaria.

De las solicitudes procesadas hasta ahora, al 58% se le concedió el estatus de asentado - un derecho permanente de permanencia - y al 41% se le concedió el estatus de preasentado, que concede un permiso temporal de permanencia (5 años) y la posibilidad de volver a solicitarlo al cabo de los cinco años.

El mes pasado el Parlamento Europeo expresó su preocupación por el hecho de que los ciudadanos de la UE corrieran el riesgo de verse discriminados después del Brexit en la búsqueda de vivienda y empleo.

La preocupación por el futuro de sus ciudadanos en Reino Unido después del Brexit ha aumentado desde que el ministro de seguridad, Brandon Lewis, dijera que los ciudadanos de la UE se arriesgaban a ser deportados si no solicitaban la condición de asentado.


(Información de Andrew MacAskill; traducido por Tomás Cobos)