50 muertos en Perú durante jornada de protestas contra Dina Boluarte

50 muertos en Perú durante jornada de protestas contra Dina Boluarte

El 7 de diciembre de 2022, el entonces presidente de Perú, Pedro Castillo, fue detenido luego de que anunciara la disolución del Congreso y la instauración del “gobierno de excepción”, cuando los legisladores estaban por votar nuevamente acerca de la destitución del primer mandatario.

La intención de Castillo era gobernar mediante decretos a la ley, con lo cual se establecería el toque de queda a partir de las 22:00 horas y hasta las 04:00 horas del día siguiente. Asimismo, se reorganizaría el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia e, inclusive, el Tribunal Constitucional.

Luego de tres intentos de destitución, el Parlamento logró la remoción permanente del mandatario por “incapacidad moral”, según los dichos públicos de políticos peruanos. Con 101 votos a favor, se logró su remoción; mientras que la vicepresidenta Dina Boluarte, asumió el poder de inmediato.

Desde entonces, la crisis política y social de Perú se ha acrecentado. Tan solo en las primeras 24 horas del mandato interino de Boluarte, se registraron siete fallecimientos de manifestantes que exigían la renuncia de la recién nombrada presidenta y el cierre total del Congreso.

Un mes y medio después de la caída de Castillo, se han contabilizado 50 muertes durante la jornada de protestas contra la hoy mandataria. La víctima más reciente fue identificada como José Santos Medina Vega, quien perdió la vida a sus 39 años de edad, en un accidente de tránsito vinculado a los bloqueos.

Según la Defensoría del Pueblo, al menos 41 civiles han muerto en enfrentamientos con el Gobierno, ocho más por accidentes de tránsito vinculados al cierre total o parcial de las carreteras y un policía por actos violentos.

En tanto, las protestas se han diversificado en la región; algunos exigen la renuncia de Boluarte, otros más la disolución del Congreso y la liberación del expresidente Castillo. En lo que todos los ciudadanos coinciden, es en el llamado a las elecciones generales cuanto antes.

En tanto, el Gobierno de Perú ha ampliado el estado de emergencia por 30 días más; según el último acuerdo, este expiraba el recién pasado sábado. Se prevé que este 16 y 17 de enero, se movilicen grandes caravanas para protestar en la ciudad capital de Lima.