Las 5 claves de la jornada

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 25 oct (EFE).- Las 5 claves de la séptima jornada de LaLiga Santander fueron:

1. Ramos reanima a su Madrid.

El regreso del capitán fue decisivo en un duelo vistoso al que le faltó el calor ambiental de una grada vacía del Camp Nou. Hizo honor al calificativo que le encumbra como rey del clásico e impuso su criterio. Ejemplo de máxima entrega para un Real Madrid que racaneaba en su entrega hasta que llegó un partido de grandeza para el que todos los jugadores se enchufan. La figura del capitán es un aliciente más. Mejora a sus compañeros y ejerce de líder absoluto. Devolvió el equilibrio perdido en labores defensivas y fue clave por su peligro ofensivo en acciones a balón parado. Así llegó el agarrón de Lenglet y el penalti señalado desde el VAR que decidió el gran duelo del fútbol español. Cerró su crisis de resultados tras dos golpes encajados de local el equipo de Zinedine Zidane que encontró un refuerzo anímico en casa del eterno enemigo que debe servirle como punto de inflexión.

2. Koeman ante su primera crisis.

Toma decisiones con mano de hierro, demostrando personalidad y dejando claro que habla igual de claro fuera que dentro del vestuario. Mandó a Antoine Griezmann al banquillo en uno de esos días que impulsan a tomar decisiones de cambios a estrellas, devaluando la figura del delantero francés para dar paso a los jóvenes valores del Barcelona como Pedri o Ansu Fati. Pero Koeman salió perdedor del clásico, superado desde el centro del campo con un doble pivote que no se sostuvo ante la superioridad física del Real Madrid. Y tardó una eternidad en hacer los cambios cuando vio que su equipo se había quedado atascado en el tanto del penalti que desequilibraba la balanza. Dos derrotas seguidas en Liga. Tres sin ganar y dos jornadas por recuperar dejan al equipo azulgrana en una deshonrosa decimosegunda posición. Para colmo el técnico podría ser sancionado por sus declaraciones contra el VAR.

3. Un Atlético de récord.

El triunfo ante el Real Betis gracias a una reacción en el segundo tiempo que nació desde la inspiración y el físico de Marcos Llorente, impulsó al equipo de Diego Simeone a un nuevo registro histórico. Enlaza 21 partidos sin perder en Liga, con doce triunfos y nueve empates, desde que cayera el pasado 1 de febrero en un derbi madrileño en el Santiago Bernabéu. Otro récord más para el técnico argentino mientras busca la manera de encontrar mayor regularidad en la victoria para dar el salto necesario que le haga luchar hasta el final por el título. De momento dirige al único equipo invicto de la categoría y el resultado silencia cualquier debate al estilo, tras una suplencia de Joao Felix con olor a castigo por la falta de fe en un balón dividido ante el Bayern que costó el primero de la goleada encajada en Múnich; mientras persiste con Lemar ante la incredulidad de la mayoría y deja sin minutos a Vitolo.

4. Centenario feliz de Osasuna.

No fue como nadie deseaba pero el resultado fue el mejor regalo de los jugadores a la afición de Osasuna, de la que se acordaron a la finalización del partido en el césped del estadio El Sadar, dedicándole un trabajado triunfo ante el Athletic Club, que cortaba el amago de reacción del equipo de Bilbao. Sirvió un penalti marcado por Rubén García para colocar al equipo rojillo en una situación de privilegio, en puestos europeos, séptimo clasificado tras un gran inicio de temporada y con un partido aún por recuperar. Los retoques al equipo desde la dirección deportiva con la figura de Braulio Vázquez, han mejorado a un equipo que ha logrado no añorar la figura de su gran referente, el Chimy Ávila,

5. El Sevilla, la falta de gol y la resaca europea.

Mientras la Real Sociedad asalta el liderato con buen fútbol, celebrando el regreso al fútbol español de David Silva y la racha goleadora de Mikel Oyarzabal y el Granada se asienta en la zona más alta tras salir airoso de uno de esos duelos tácticos y rocosos en el siempre complicado Coliseum Alfonso Pérez, el equipo que parecía pelearía por el liderazgo se ha desplomado en una semana de malos resultados. El Sevilla comienza a sufrir el mal de la 'Champions'. El tremendo desgaste de la competición de mayor nivel, con un desgaste en Stamford Bridge ante el Chelsea que pasó factura ante el Eibar. Julen Lopetegui comprobó que el fondo de armario no está a la misma altura que su once tipo y debe encontrar soluciones a la falta de gol. Tres partidos sin marcar. Dos derrotas seguidas en Liga. Un frenazo a las ilusiones que le coloca en la decimotercera plaza de una clasificación loca.

(c) Agencia EFE