Va 4T contra tabacaleras y cigarrillos electrónicos

·4  min de lectura

Horacio Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 21 (EL UNIVERSAL).- El gobierno de la 4T, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, va contra las tabacaleras y por la restricción del uso de vapeadores, a fin de que ni los cigarrillos ni los cigarros electrónicos lleguen a los niños y adolescentes.

El pasado 18 de marzo, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, instruyó a los diputados federales de Morena que integran las comisiones de Salud y de Economía, para que en la próxima reforma antitabaco que está por dictaminarse, se decreten espacios 100% libres de humo en el país y que las cajetillas ya porten etiquetados neutros, además de que se opte por proteger a las infancias y adolescencias de la publicidad engañosa de tabacaleras.

"[Necesitamos] centrarnos en los elementos de mayor rezago y de mayor rendimiento en términos de protección a la salud, espacios 100% libres de humo, etiquetados neutros, protección absoluta de las infancias y adolescencias respecto a los elementos perniciosos de la publicidad engañosa y también la restricción de los nuevos productos de tabaco, como los vapeadores y los cigarrillos electrónicos, que hoy son uno de los mayores peligros en materia de consumo adictivo de sustancias para la niñez y la adolescencia mexicana", comentó López-Gatell.

En una reunión privada de más de horas y a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, el funcionario adelantó que la administración de la Cuarta Transformación no tiene la filosofía prohibicionista para cancelar el consumo de los vapeadores, pero sí les pidió a los diputados federales de Morena regular su uso y restringir completamente la importación de cigarros electrónicos, debido a las fallas que tiene la actual ley.

"Lo que quiero dejar muy en claro es que la perspectiva no es prohibir, porque no hay resultado en la historia de la salud pública que prohibir sea un mecanismo efectivo, pero cuando se habla de regulación o de restricción estamos hablando de los contextos; por ejemplo, del comercio o de la importación, como sujetos obligados de la acción normativa regulatoria o legislativa, no a las personas", dijo López-Gatell.

En este encuentro virtual, el subsecretario de Salud les expuso a los legisladores que si todos tienen conciencia de que lo que representa la Cuarta Transformación en el Legislativo y el Ejecutivo, y lo que ha señalado una y otra vez el presidente Andrés Manuel López Obrador, entonces hay que separar el poder económico del político. Además les pidió estar siempre alertas y atentos a las distintas excusas y pretextos que se presentan para posponer o desvirtuar la agenda de la salud del bienestar del gobierno.

"Y una conciencia clara de que el poder político está en este gobierno al servicio del pueblo y al servicio del mandato de ley, entonces podremos avanzar en ese sentido, siempre alertas y siempre atentos, a distintas excusas o pretextos, que son vertidos para ir posponiendo e ir desvirtuando o ir desdibujando las agendas de la salud del bienestar de nuestro gobierno, y, en general, que se representa ya sea en la perspectiva del Ejecutivo, o de los partidos, no sólo de Morena, o en la de los legisladores que pueden sumarse a esta causa porque no tienen conflictos de interés", consideró.

El funcionario federal aseveró que la perspectiva es el control absoluto del tabaco, reconociendo que no hay dosis saludable, ni "recomendaba para el consumo humano, en esto la Organización Mundial de la Salud es sumamente enfática y categórica cada vez que toca el tema, afirmando, quienes nos dedicamos a la salud, que no hay dosis recomendable del tabaco, la dosis es cero. Los seres humanos y otras especies animales, si queremos cuidar nuestra salud, no debemos consumir ni un microgramo de tabaco en ninguna de sus formas de administración".

Choque

En este encuentro, el diputado morenista de San Luis Potosí, José Ricardo Delsol, reclamó a López-Gatell Ramírez sus "contradicciones", pues primero, la política del gobierno federal es no prohibir; sin embargo, sugieren al Presidente que prohíba la importación de vapeadores y también su venta, pero lo que están provocando es que los usuarios, que son 3 millones en México, vayan al mercado negro.

Además, consideró que la sociedad se espanta porque los niños tienen el alcohol cerca, mientras ahora ya van a tener la marihuana, pero se espantan, dijo, por un sistema de vapeo que reduce el problema hasta 95%.

Al hacer este reclamo y no plantear ninguna pregunta al subsecretario federal, la presidenta de la Comisión de Salud, Carmen Medel, lo interrumpió y le quitó el audio y le otorgó la palabra a María de los Ángeles Huerta, quien salió en defensa de López-Gatell y comentó que lo expresado por su compañero de bancada no es, de ninguna manera, la postura de la bancada y se autonombró como especialista, al decir que en su fracción no están de acuerdo con el vapeo.

En esta reunión también participó Luz Myriam Reynales, jefa del Departamento de Prevención y Control de Tabaquismo del Instituto Nacional de Salud Pública, quien refirió que en la Secretaría de Salud están convenciendo a los fumadores, desde políticas poblaciones o individuales, para que se acerquen a los servicios de ayuda, y a partir de ahí, dejen completamente de fumar; rechazó a su vez que no hay certeza de que los vapeadores disminuyan en 95% su afectación.