"No pueden pararnos a todos”: Medio millón de personas planean asaltar el Área 51 en busca de extraterrestres

La mezcla de contenidos virales en redes sociales, teorías conspirativas e historias de extraterrestres con frecuencia generan fenómenos mediáticos singulares. Mientras unos afirman con vehemencia que los seres inteligentes de otros planetas no solo existen sino que nos han visitado, otros, con base en la evidencia científica disponible señalan que los extraterrestres son una posibilidad deslumbrante pero cuya existencia, ya no se diga su llegada a la Tierra, no se ha comprobado.

Area 51 Alien Center es una tienda, restaurante y burdel en Amargosa Valley, Nevada, que ha sido señalada punto de reunión para una "irrupción", convocada en Facebook, en la base militar Área 51, que el mito dice que es un centro secreto del gobierno de investigaciones sobre extraterrestres. Aunque algunos lo tomarán en serio, todo tiene un tono de broma y publicidad. (Sean Gallup/Getty Images)

Sea como sea, hay miles que creen en la primera versión y se encuentran decididos a probar su validez con un evento masivo directamente en la Meca de esas teorías de presencia alienígena y conspiración gubernamental para encubrirla: la llamada Área 51.

Vía Facebook se ha convocado a las personas a que se planten frente al Área 51 y que con una presencia masiva fuercen la entrada para ver con sus propios ojos lo que se guarda allí. En su lógica, quizá cadáveres de extraterrestres, naves alienígenas y, por qué no, quizá algún ET preservado vivo pero tras las rejas.

Casi 487,000 usuarios de Facebook (y la cantidad va en aumento) han dicho que participarán en ese evento, que tendría lugar el próximo 20 de septiembre. Al evento se le ha denominado “Asaltemos el Area 51. No pueden pararnos a todos”.

Pero aunque suene a la vez osado e ingenuo, y para algunos jocoso o vindicativo, la idea de plantarse en masa en ese sitio y entrar súbitamente, por las buenas o por las malas, en realidad es bastante problemático, y podría ser peligroso e ilegal. Pero los organizadores claman que una enorme muchedumbre puede correr “más rápido” que las balas de la seguridad del Área 51 para lograr “ver sus extraterrestres”.

El mensaje original tiene su juego, pues habla de correr a lo Naruto (“naruto run”, es decir, de forma similar a como lo hacen los personajes de la serie de dibujos animados japonesa ‘Naruto Uzumaki’), lo que le da un toque de broma, aunque posiblemente muchos de los que han dicho que acudirán se tomen la cosa en serio.

El Área 51 es, en realidad, una instalación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos considerada como clasificada, ubicada en el Condado de Lincoln, Nevada. Es un complejo militar y por ello suponer que una muchedumbre puede imponer su acceso a ello es de suyo problemático. Y aunque sus actividades se mantienen en secrecía, es conocido que las instalaciones del Área 51 y sus alrededores han sido usados para pruebas de tecnologías avanzadas de aviación. Y la leyenda, o el mito, dice que también, n en realidad, es un centro ultrasecreto de investigación sobre la presencia extraterrestre.

Aunque no hay modo de saber cuántos se toman en serio esta convocatoria (incluidos sus organizadores), ya ha provocado curiosas e hilarantes reacciones en redes sociales.

Así, la convocatoria a ese evento masivo ciertamente se ha vuelto viral y motivado a cientos de miles para decir que acudirán a ella, pero realizarse en realidad implicaría inmensos problemas logísticos, de seguridad y legales. Asaltar en masa una base militar no es precisamente una acción recomendable y el hecho de que el punto de reunión para esa muchedumbre sea el llamado Area 51 Alien Center, ubicado en la localidad de Amargosa, que el periódico USA Today describe como un “restaurante, tienda de conveniencia y burdel”, no es precisamente auspicioso en materia de logística.

Por añadidura, ese sitio no está precisamente en la esquina del Área 51: una caminata desde ese lugar hasta la base sería muy larga, de decenas de millas, y difícil en medio del desierto de Nevada.

Todo tiene por ello una fuerte carga de broma irreverente. Y de buena publicidad para los negocios del Area 51 Alien Center.

Pero hay quién dirá que si alguien cree fervientemente en la existencia de extraterrestres recluidos o preservados en el Área 51 y mantenidos en secreto por una inmensa tapadera del gobierno, ¿por qué no creer que pueden ir en masa hasta allí, superar la vigilancia militar, para ver a los supuestos alienígenas con sus propios ojos?

Y también habrá que ver si tal muchedumbre de cientos de miles en efecto se reúne ese día en ese sitio (lo que en realidad luce poco probable) o si todo es un mero ejercicio de comunicación viralizada con una carga de humor y desparpajo.