Al menos seis muertos en combates entre insurgentes y soldados paquistaníes

·2  min de lectura

Islamabad, 31 dic (EFE).- Al menos cuatro soldados y dos insurgentes murieron este viernes en dos operaciones diferentes llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad tres semanas después de que finalizara el acuerdo de cese el fuego entre el Gobierno de Pakistán y los talibanes locales.

En el primer ataque, al menos cuatro soldados murieron y un terrorista perteneciente al principal grupo talibán paquistaní, el Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP), fue detenido en un operativo en Mir Ali, ciudad situada en la zona tribal de Waziristán del Norte, en el noroeste de Pakistán, según un comunicado de la oficina de comunicación del Ejército paquistaní (ISPR).

Sin embargo, el TTP aseguró en otro escrito que al menos siete soldados del Ejército paquistaní perdieron la vida mientras trataban de irrumpir en el centro de operaciones del grupo insurgente y que todos sus combatientes lograron escapar con éxito de la zona.

En el segundo incidente, dos insurgentes "involucrados en actividades terroristas contra las fuerzas de seguridad, matanza de objetivos y secuestro" fallecieron en otro operación de inteligencia en Tank, situada en la provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa.

Pese a que los atentados han disminuido de forma considerable desde que el Ejército lanzó en 2014 varias operaciones militares en Pakistán, en los últimos meses se ha producido un repunte de ataques de militantes, sobre todo tras la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán y la toma de poder por parte de los talibanes a mediados de agosto.

El pasado 8 de noviembre, las autoridades paquistaníes sellaron un acuerdo de cese el fuego con el TTP que pretendía sentar las bases para un acuerdo de paz entre ambas facciones.

Un mes después, el grupo terrorista puso fin de manera unilateral a este acuerdo, acusando al Gobierno de incumplir varios de los compromisos asumidos para promover el proceso de diálogo.

La ruptura de la tregua pone en suspenso las posibilidades de alcanzar una paz duradera, y levanta las preocupaciones sobre el aumento de las tensiones con el vecino Afganistán, gobernado por los islamistas.

El TTP es un paraguas de varios grupos tribales creado en 2007, que ha luchado durante años para derrocar al Gobierno de Islamabad e imponer un Estado islámico, y es aliado de los talibanes afganos.

Sus ataques han dejado unas 80.000 víctimas mortales, según datos oficiales, entre ellos el atentado que casi costó la vida de la premio Nobel más joven del mundo, Malala Yousafzai, en 2012.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.