Van 35 estudiantes con Covid-19 en hospital donde murió alumno

·3  min de lectura

ECATEPEC, Méx., enero 8 (EL UNIVERSAL).- Jorge Alejandro López Rivas, médico interno de pregrado de la FES Iztacala de la UNAM, quien falleció por Covid-19 en el hospital "Dr. José María Rodríguez", donde laboraba, no es el único estudiante que resultó contagiado de coronavirus mientras realizaban su residencia, pues hay más de 35 alumnos de medicina han resultado positivos a SARS-CoV-2.

Así lo denunciaron médicos internos de pregrado en conferencia de prensa virtual, quienes pidieron no revelar su identidad, por temor a represalias. Incluso hoy "hay cinco colegas que se encuentran enfermos y delicados porque se contagiaron en el hospital de Covid-19".

Hay otros 20 internos que superaron el coronavirus y 11 más que ya terminaron antes su internado, quienes también resultaron positivos a Covid-19, indicaron los estudiantes de medicina.

Como médicos internos, afirmaron que su contacto fue permanente con pacientes que acuden a consultas en las diferentes áreas con las que cuenta el Hospital General "Dr. José María Rodríguez", ubicado en la avenida Central, junto a Plaza Aragón, en donde realizaban su internado.

Los médicos internos de pregrado señalaron que trabajaron con falta de equipo para protegerse y proteger a los enfermos, lo que provocó que el número de contagios entre ellos fuera tan alto.

Entre estos contagios está el de Cristhian, cuyos padres fallecieron recientemente al ser contagiados por él, "es un caso de los más tristes, pero todos hemos trabajado bajo condiciones inhumanas, a veces aguantando guardias de hasta 36 horas corridas, y sin ningún tipo de apoyo cuando hemos reportado que tenemos síntomas, ni siquiera nos hicieron pruebas PCR, que varios de nosotros nos tuvimos que hacer por fuera", relataron.

Pidieron que las autoridades de la Secretaría de Salud del Estado de México mejoren las condiciones de trabajo en el hospital y se les entregue a los internos el equipo que requieren para resguardar su integridad física y la de los pacientes, pues en las Normas Oficiales publicadas en el Diario Oficial de la Federación, se establece los derechos que tienen los becarios.

"Somos carne de cañón, mano de obra barata, con un raquítico apoyo económico de mil 800 pesos al mes, además de las largas jornadas de trabajo que tenemos para cumplir con el año de internado", lamentaron en conferencia virtual en la que solo se escuchaban sus voces.

Además, representantes de los médicos residentes del hospital de la Secretaría de Salud mexiquense, afirmaron que se solidarizan con sus colegas, y pidieron también que se mejoren las condiciones de trabajo para ellos, y que sus superiores sean sensibles cuando alguien de ellos se enferme en este tiempo de emergencia sanitaria.

Es urgente que "nos consideren para la aplicación de la vacuna contra el Sars- CoV-2", pues hay personal médico que está vacunándose, a pesar de que no están en contacto con pacientes Covid-19, "es injusto que los directivos del hospital no nos consideren cuando saben bien que somos los médicos internos y los residentes los que más expuestos estamos".

Cabe señalar que por el deceso de Jorge Alejandro López Rivas, ocurrido el 4 de enero, la FES Iztacala de la UNAM decidió retirar en su totalidad al equipo de médicos internos pasantes de pregrado de esta Facultad de la UNAM, asignados a dicha dependencia, medida que sería secundada por el Instituto Politécnico Nacional y por la Universidad Autónoma del Estado de México.