A 3400 metros de altura: se le cayó el teléfono desde una avioneta y sobrevivió sin un rasguño

·2  min de lectura
Un iPhone X se mantuvo intacto luego de caer desde una avioneta DA40 a 3400 metros de altura
Un iPhone X se mantuvo intacto luego de caer desde una avioneta DA40 a 3400 metros de altura

Las roturas de pantalla por caídas son una de las principales preocupaciones que tienen los usuarios de teléfonos móviles. Además, este tipo de accidentes a menudo suelen afectar el funcionamiento, según la naturaleza del golpe que hayan recibido los dispositivos.

En algunas ocasiones, un iPhone logró sobrevivir a la caída desde una avioneta a 300 metros de altura, como reportó un usuario en Brasil. Ahora, un miembro de un foro de aviadores asegura que su iPhone X superó una caída de unos 3400 metros.

El accidente, reportado por un usuario identificado como David, ocurrió en un viaje desde una avioneta Diamond DA40 a una velocidad de 280 kilómetros por hora entre Colorado Springs y Atlanta. Bajo estas condiciones, el teléfono se le escapó de las manos cuando intentó realizar una foto de una formación de nubes.

Charge 5: Fitbit lanza su nueva pulsera deportiva que monitorea el estrés y la salud cardíaca

“En un momento pasamos por una pequeña zona de turbulencias y mi mano se acercó demasiado a una ventana abierta”, dijo David sobre la caída de su iPhone. Al otro día, el usuario dio por perdido su equipo y decidió comprar otro teléfono. Cuando quiso configurar su nuevo smartphone, descubrió que el viejo iPhone X había reportado su última ubicación, registrado en una granja cerca de Blythe, en Arkansas.

Movilizado por la curiosidad, David voló con su avioneta hasta Arkansas para intentar localizar su teléfono extraviado en base a los datos proporcionados por el iPhone X. Luego de rastrear en el campo durante una hora, el usuario se sorprendió al encontrar el smartphone con la batería agotada, pero sin daño aparente, con la pantalla sin daños.

Para comprobar el estado del teléfono, que solo contaba con una funda protectora, David conectó el iPhone X al puerto USB para reponer la energía de la batería. A los pocos minutos, para su sorpresa, pudo encender el smartphone sin problemas.

¿Cómo funciona realmente internet en Cuba y hasta qué punto puede EE.UU. “restaurar” la conexión?

Más allá de lo llamativo que resulta la altura de la caída, algunos de los motivos que pueden explicar la integridad del teléfono en estos incidentes está en el terreno donde aterrizaron. En el caso de Brasil, la arena sirvió para amortiguar el impacto, mientras que en el accidente de David la caída fue atenuada por los cultivos de soja en los campos de Arkansas, sumado al protector.

En toda esta historia, lo más curioso está en los daños que suelen tener estos dispositivos móviles en caídas a menor altura, pero en superficies más duras. Si bien existen fundas y vidrios templados para evitar estas roturas, un ingeniero de la Universidad de Aalen en Alemania presentó un accesorio para smartphones que cuenta con un sistema que emula la reacción preventiva e inmediata que tienen los airbags en los accidentes de autos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.