Tiene 34: vio que faltaba algo en su país y creó un negocio millonario

·4  min de lectura
La emprendedora era científica en la Comisión Nacional de Energía Atómica.
La emprendedora era científica en la Comisión Nacional de Energía Atómica.

Tras haber dejado su trabajo para tomarse un año sabático y recorrer el mundo, Florencia Allevatto (34) regresó a la Argentina y se encontró sin ingresos, sin empleo y sin grandes conocimiento sobre lo que eran los perfiles de aluminio estructurales. Había escuchado que esos materiales eran difíciles de conseguir en el país, que había que buscarlos afuera y estaban a un precio dolarizado.

En 2018 los compró por Amazon y los revendió por Mercado Libre a $5000, para así aprender la respuesta del mercado. Tres años después, creó una red para producirlo localmente y proyecta facturar $85 millones durante 2021.

Empecé con los perfiles estructurales de aluminio, se usa para las máquinas de impresión 3D y maquinarias CNC. Había poca oferta y mucha demanda, en su momento no encontré empresas que lo produjeran localmente. A medida que fui sumando perfiles para carpintería, ventanas o pisos, me di cuenta de que tampoco había perfiles T-Tracks, la gente que quería consumirlos tenía que recurrir afuera, por lo que lo incorporamos a nuestra producción”, señaló Allevatto.

A la par de que su negocio crecía, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CONEA) la volvió a contratar para que lleve adelante sus investigaciones. Hasta aquel entonces, con el título de ingeniería química de la UBA, su vida se basaba en el éxito de su carrera como científica. Sin embargo, su página PerfilesDeAluminio.Net comenzaba a generarle más ingresos de lo que pensaba y para 2019 dejó atrás todas sus seguridades para focalizarse en su emprendimiento.

“Llegó un momento en donde los dos trabajos me requerían mucho tiempo y elegí perfiles de aluminio porque me llamó la atención la nueva forma de trabajo. Era ser independiente, con nuevos desafíos, también más inestable. Emprender es un desafío enorme y en la Argentina lo es más todavía”, indicó la CEO y fundadora de la empresa, que hoy tiene 10 empleados y más de 100 stocks diferentes.

La NASA asegura que los componentes de aluminio que recibió no cumplían con la calidad requerida
Pixabay

Los perfiles de aluminio se utilizan en luminaria, muebles, cortinas, para colgar cuadros, entre otras funciones. (Pixabay/)

El negocio que tuvo una “crisis de crecimiento” en plena pandemia

Cuando el Gobierno decretó el aislamiento obligatorio en marzo del año pasado, a Allevatto la asaltó la preocupación de cómo seguiría funcionando su negocio. Sin embargo, tenía dos factores fundamentales que la llevaron a registrar un crecimiento en ventas de hasta un 400%: vendía a través de Internet y la gente durante el confinamiento se volcó a refaccionar su hogar.

(VIDEO) Ocho millonarios jóvenes que ampliaron sus fortunas en la pandemia

“Con el diario del lunes puedo decir que la pandemia fue positiva, crecimos un montón. Teníamos página web y manejábamos la forma de vender digitalmente, el negocio nació así. Y, con las restricciones que había para circular, la venta por internet explotó”, aseguró.

El pico de demanda ocurrió en junio, cuando la crisis por la pandemia de coronavirus se seguía extendiendo y se preveía que el confinamiento iba a seguir durante largo rato todavía. En aquel entonces vendieron hasta cuatro veces más en comparación con 2019 y, aunque los meses posteriores la demanda cayó, la misma siguió siendo 300% superior a la que tenía en la prepandemia.

En parte, consideran que fue porque la gente aprovechó el encierro para hacer refacciones en su casa. Otro tanto, porque algunos pasatiempos (como la carpintería) requerían del material. Y, sobre todo, porque para quienes estaban desempleados los perfiles de aluminio se convirtieron en la materia prima para hacer un producto final y luego revenderlo.

Crecimiento exponencial: de importar a exportar

Si bien el negocio nació de la importación, a los pocos meses de ver que el negocio funcionaba Allevatto comenzó a buscar cómo producirlos dentro de la Argentina. Los precios dolarizados y las dificultades para exportar fueron su principal motivación.

Soy una gran fan de la industria nacional, la idea era abaratar todos los costos posibles y entiendo que acá hay menos riesgos y a su vez mayores beneficios en cuanto a precios. Empecé a contactar extrusoras, a buscar el financiamiento necesario. Repliqué lo que traía de afuera y empezó a andar”, aseguró.

Para 2021, la empresa proyecta facturar $85 millones. Ante el crecimiento acelerado que fue registrado, durante abril la empresa lanzará DistribuidoraDeAluminios.net, para que tanto empresas constructoras, fabricantes y arquitectos puedan adquirir grandes volúmenes del material.

“Estamos trabajando sobre un nuevo concepto. No hay intermediarios, trabajamos con un stock mínimo de 150 kilogramos y lo producimos a demanda, para así disminuir costos y evitar el almacenamiento. Además, como no tenemos stock, podemos ofrecer más productos”, remarcó Allevatto.

Así como pocos años atrás el producto solo se conseguía afuera del país, hoy la mirada cambió y el objetivo es llegar a toda la región. Actualmente la empresa exporta a Chile, Uruguay y Paraguay, aunque también las consultas provienen de países más lejanos, como México y España “Tenemos como objetivo afianzarnos como un competidor reconocido en estos países que ya estamos participando. Queremos ser el mayor proveedor de soluciones en aluminio para toda América Latina”, cerró la empresaria.

También te puede interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.