Con más de 335 plantas madre, otra provincia presentó un proyecto de cannabis medicinal e invertirá $250.000.000 este año

·6  min de lectura
El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto de Innovación Productiva “Caá Cannabis”, provincia de Corrientes
El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto Caá Cannabis - Créditos: @Gentileza

CORRIENTES.– La provincia de Corrientes presentó ayer su proyecto industrial de cannabis medicinal, desarrollo que ya completó su primera fase con una inversión de 80 millones de pesos y que proyecta una inversión de 250 millones de pesos para fines de año. Se trata de uno de los 29 desarrollos existentes en la Argentina, derivado de un convenio con la provincia de Jujuy, que canalizará su producción e industrialización a través de una empresa del Estado, con asesoramiento técnico y científico del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad del Nordeste (UNNE).

El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto de innovación productiva Caá Cannabis, desarrollado en el Centro Tecnológico de Producción de Cannabis, situado en las afueras de la capital provincial, en inmediaciones de la escuela agrotécnica Eragia-UNNE.

Brote de neumonía en Tucumán: piden información y transparencia a los gobiernos nacional y provincial

El proyecto se desarrolla a través de la Sociedad del Estado para la producción, fomento e investigación de cannabis medicinal de Corrientes, creada por ley, que tiene por objeto llevar a cabo el cultivo de cannabis y sus derivados con fines medicinales y terapéuticos, su producción, industrialización y comercialización en la provincia.

Según se informó oficialmente, lo producido se destinará inicialmente a tratar el dolor de pacientes oncológicos y a casos de epilepsia refractaria.

El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto de Innovación Productiva “Caá Cannabis”, provincia de Corrientes
El proyecto correntino adoptó la marca Caá Cannabis, que significa planta de cannabis en guaraní - Créditos: @Gentileza

Esta primera etapa del proyecto –que incluye el cultivo y el desarrollo de un laboratorio experimental– implicará una inversión de 250 millones de pesos, que más adelante se ampliará con la construcción de laboratorios de investigación y desarrollo industrial de aceites medicinales tanto en la capital provincial como en las ciudades de Goya y Lavalle, donde el cultivo de cannabis se complementará con la producción de tabaco.

Caá Cannabis representa un hito para la salud, la ciencia, la producción, la industrialización y la economía de Corrientes”, dijo el gobernador Valdés, y resaltó: “Estamos profundamente comprometidos con la diversificación de la matriz productiva de la provincia, porque ello genera más oportunidades para los correntinos. Caá Cannabis se inscribe en esta visión”.

Reconoció asimismo que el cannabis medicinal “representa un verdadero desafío” y en ese sentido recordó que el asunto generó en su momento un debate complejo en el Congreso de la Nación, quedando en claro que debía abordarse como si fuera un fármaco, con pasos experimentales a fin de que cada uno de los Estados provinciales pueda tener su propia empresa para desarrollar y comercializar la sustancia para uso medicinal.

En este sentido, el mandatario señaló que Jujuy hizo punta en esta temática y en virtud de ello Corrientes firmó convenios con esa provincia para iniciar su producción. La empresa jujeña Cannava fue la primera del país en empezar y cerrar el circuito del cannabis medicinal, y hoy es una firma pública de relevancia internacional por ser un modelo único a nivel global basado en la producción pública, el cumplimiento de normas de calidad farmacéutica y el desempeño en línea con los más exigentes estándares de buenas prácticas agrícolas y de manufactura que el gobierno de Jujuy viene implementando hace cuatro años.

El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto de Innovación Productiva “Caá Cannabis”, provincia de Corrientes
El gobernador Gustavo Valdés, en las instalaciones del proyecto de innovación productiva Caá Cannabis - Créditos: @Gentileza

En la actualidad hay al menos 29 proyectos de investigación que se desarrollan bajo las condiciones de las dos leyes nacionales que regulan la actividad. Los desarrollos se llevan adelante en las provincias de Jujuy, Salta, Corrientes, Misiones, Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, Neuquén y Chubut.

Ayer mismo, en paralelo al acto de Corrientes, el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, participó en Concordia de una jornada para impulsar la producción de cáñamo y cannabis medicinal con la República Oriental del Uruguay. Autoridades de ambos países y especialistas intercambiaron experiencias y destacaron el potencial de esa industria en la región.

La marca

El proyecto correntino adoptó la marca Caá Cannabis, que significa planta de cannabis en guaraní, y se ejecuta en colaboración con el INTA, el INTI y la UNNE. En conjunto forman el Centro Tecnológico de I+D en Cannabis Medicinal, en el predio del Centro Tecnológico de Cannabis, con el objetivo de evaluar, investigar y desarrollar capacidades integrales.

Para cumplir los objetivos propuestos, se establecieron convenios marco con el gobierno de Jujuy, la UNNE, el INTA y el INTI, como así también con el sector privado, a través de las empresas Brest & Brest y Cannabis Patagónico SA, que se encuentran desarrollando actividades en esta naciente industria.

La producción de cannabis será también materia prima del primer estudio clínico a realizarse en convenio con la Facultad de Medicina de la UNNE, enfocado en dos líneas de interés: epilepsia refractaria y dolor.

El gobernador Gustavo Valdés encabezó el acto de presentación del proyecto de Innovación Productiva “Caá Cannabis”, provincia de Corrientes
El proyecto se desarrolla a través de la Sociedad del Estado para la producción, fomento e investigación de cannabis medicinal de Corrientes, creada por ley - Créditos: @Gentileza

De la UNNE también participarán en el proyecto las facultades de Ciencias Agrarias y Ciencias Exactas. La primera, junto al Instituto de Botánica del Nordeste (UNNE-CONICET), participará en la instancia de multiplicación in vitro del material genético, a fin de generar plantas con características estables en el tiempo. La segunda aportará distintos investigadores en la etapa de control de calidad de los extractos obtenidos y productos elaborados.

A su vez, en el Centro Tecnológico se está adecuando el laboratorio piloto donde se llevará a cabo la extracción experimental de los principios activos del cannabis medicinal. Haciendo foco en la calidad, se usará la tecnología de extracción por dióxido de carbono supercrítico para generar productos libres de solventes. Para ello se trabaja con la Fundación Argentina de Nanotecnología y el INTI en el diseño de la planta industrial por ubicarse en la ciudad de Goya.

Marco normativo

“Caá Cannabis es nuestra marca de empresa”, dijo Valdés ayer, quien además manifestó que la idea del centro experimental y de producción, es sumar ideas para potenciar el proyecto, generando mano de obra e ingresos, “sabiendo que tenemos capacidad para hacerlo y estamos acostumbrados a trabajar bajo coberturas en control de temperatura y humedad”.

En lo que respecta al marco legal, Corrientes adhirió en 2018 a la ley nacional de investigación médica y científica de uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados, mediante la ley provincial N°6457 que autorizó su uso en el sistema de salud pública provincial y la promoción de la producción pública de esas sustancias.

En diciembre de 2020 se sancionó la ley provincial Nº6551, de creación de la Sociedad del Estado para la producción, fomento e investigación de cannabis medicinal de Corrientes, instrumentada a través de los decretos 635, 898 y 1137/20, iniciando sus actividades en junio de 2021.

El gerente de Caá Cannabis es Valentino Mórtola. Tras la presentación, en conferencia de prensa informó que el proyecto ya está en marcha en la provincia y actualmente se cuenta con un invernadero de 300 metros cuadrados con más de 335 plantas madre y para principios de 2023 llegará a las 2500 plantas.

Para fin de año estarán en funcionamiento tres invernaderos sumando un total de 1300 metros cuadrados de cultivo.