En 32 años, Maxine Woodside nunca le entregó un contrato laboral a Ana María Alvarado

Maxine Woodside
Maxine Woodside

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (EL UNIVERSAL).- Ana María Alvarado se dijo "realmente sorprendida" ante la reacción del abogado de Maxine Woodside quien, pese a presentarse en la cita que tenía con su representante legal en el Centro Federal de Conciliación y Arbitraje para llegar a un tentativo acuerdo, negó que hubiera existido una relación laboral entre su clienta y la conductora de "Sale el Sol". Alvarado reveló que si bien durante los 32 años que trabajó en "Todo para la mujer" recibió un sueldo, nunca se le dio a firmar un contrato.

Fue este miércoles cuando "Anita, la más bonita" se presentó por segunda ocasión a una audiencia en el Centro Federal de Conciliación y Arbitraje en búsqueda de llegar a un acuerdo con Woodside, pues la presentadora de TV explicó a través de su canal de YouTube que estos encuentros están basados en la necesidad de llegar a un acuerdo conciliatorio para evitar pleitos legales.

Sin embargo, destacó que Maxine no solo no se presentó, sino que envió a su abogado sin ninguna disposición de arreglar los problemas laborales que existen entre ellas.

"Quedé realmente sorprendida porque el abogado iba con una actitud (...)", expuso y prosiguió: "Yo expuse cuál era mi situación, por qué era mi petición y mi abogado también, pero el abogado (de Maxine Woodise), de buenas a primeras, dijo: 'Yo no reconozco la situación laboral, la señora Alvarado nunca trabajó para mi clienta, no tenemos por qué darle nada porque absolutamente estamos negados a esa posibilidad, no hay relación laboral, por lo tanto, no quiero conciliar, pues entonces ¿A qué fue?", se cuestionó Alvarado.

Y aunque Ana María se dijo sorprendida, pues tenía la expectativa de que en esta ocasión sí se llegara a un acuerdo, también destacó que, desde el día uno que comenzaron los problemas con Woodside, "la Reina de la radio", se respaldó bajo el argumento de que no existía ninguna relación laboral con ella, lo que para Alvarado no es más que una serie de inconsistencias, pues así como la locutora ha expresado que no tuvieron un vínculo de trabajo, también declaró que ella nunca había despedido a "Anita" por lo que dejó su silla sin ocupar para cuando quisiese regresar.

"Maxine dijo desde el principio que no trabajo para ella, que no sabe dónde cobro, que no sabe quién me paga… acto seguido dice: 'Yo no la corrí, aquí está su silla', y lo dijo durante cuatro martes, entonces ¿sí trabajo o no trabajo ahí?", expuso la conductora, quien al no llegar a un acuerdo, le fue entregada una carta de no conciliación.

Ana María Alvarado. (Photo by Jaime Nogales/Medios y Media/Getty Images)
Ana María Alvarado. (Photo by Jaime Nogales/Medios y Media/Getty Images)

Fue así que, a su salida del encuentro, algunos medios de comunicación que se encontraban en las instalaciones de la oficina administrativa se acercaron a los abogados, tanto de Alvarado como de Woodside, para preguntar acerca de lo tratado frente al conciliador.

En lo concerniente al abogado de Maxine, el licenciado Alfredo Pérez Guzmán prefirió no dar ningún tipo de declaración pública, debido a que argumentó que el conciliador del centro había pedido que se guardara total discreción:

"Híjole, lamentablemente son temas de confidencialidad, como dice la junta, y nos encargó el conciliador que se respetara la confidencialidad, el abogado de Ana María seguramente les dará mayor información, yo lo que les puedo decir es que nos prohibieron hablar, por tema de confidencialidad, es el espíritu propio de la audiencia", expuso, quien además dijo que si Maxine no había acudido a la cita era porque así la ley se lo permitía, pues tenía derecho de envitar a un representante.

Y, en efecto, el abogado de Ana María, el licenciado Raymundo Calva decidió pronunciarse y desmentir al representarte legal de Woodside, asegurando que no era verdad que se tratara de un encuentro confidencial, debido a que no era un juicio. Ante la falta de acuerdos, el licenciado informó que la denuncia en contra de Woodside ya está hecha. Ahora, el paso a seguir será hacer una presentación de la demanda ante los Tribunales, en búsqueda de que la conductora reciba la liquidación justa por los 32 años que trabajó a lado de Maxine.

Finalmente, Alvarado aclaró que disfrutaba de dos sueldos, uno remunerado por Grupo Fórmula, en la que tiene la plaza de reportera, y otro que le era pagado por Woodside:

"Son dos trabajos independientes, de hecho, llevo más tiempo en Grupo Fórmula, mi plaza es de reportera y siempre he trabajado con ellos (...) Independientemente de esto, yo tenía una relación laboral con Maxine y un trabajo que ella me pagaba, por supuesto, era mi jefa directa, de ella recibía órdenes, a ella le pedía permisos para faltar, para mis vacaciones".

Fue entonces que una de las reporteras ahí presentes, le preguntó si durante los años que trabajó con "la Reina de la radio" había firmado un contrato escrito o se había tratado de un contrato no escrito, o "de palabra" como también se le llama, a lo que Ana María contestó: "No teníamos nada firmado, pero con el hecho de que te paguen es suficiente" para acreditar el vínculo de relación laboral que existió entre las partes.

A la postre, la presentadora TV se dijo tranquila ante la circunstancia que atraviesa pese a que sí reconoció que es una situación que le causa dolor., "Estoy tranquila, no estoy pidiendo nada en contra de la ley, mi objetivo no es perjudicar no es dañar, incluso no es contra Maxine, es a favor de mis derechos, entonces tal vez ella lo ve de otra manera (pero) esta no es una guerra, no es tratar de ensuciar su nombre", puntualizó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Cynthia Rodríguez y el detalle que hizo sospechar sobre su embarazo