Trump rompe el protocolo y le hace un desplante a la reina Isabel

Tanya Edwards

El presidente Trump fue condenado en las redes sociales por el desplante que le hizo a la Reina Isabel II durante su visita al Castillo de Windsor. En el recorrido oficial junto a la Guardia Real, Donald Trump dejó atrás a la reina Isabel, rompiendo así el protocolo de no darle la espalda.

Reina Isabel II camina junto a Donald Trump. (Photo: Getty Images)

Parece que Trump lo notó, y en el vídeo de abajo verás que cuando ella lo alcanza, le da un pequeño gesto con la mano, indicándole que continúe caminando.

Anteriormente, el presidente y la primera dama Melania Trump también habían desafiado el protocolo al no saludar a la reina: no hicieron una reverencia, sino que simplemente se limitaron a dar la mano. No es obligatorio inclinarse, ya que los estadounidenses no son sus súbditos, pero hacerlo es considerado un gesto de buenos modales.

También llegaron tarde cuando se encontraron con la reina Isabel, lo que hizo que revisara su reloj, frente a la cámara, varias veces. En general, se espera una cierta deferencia hacia la reina. Llegar antes que ella, no hablar a menos que le hablen, no se sentarse o comer hasta que ella lo haya hecho, y nunca darle la espalda ni abandonar un lugar antes de que ella lo haga. Trump logró burlar públicamente algunas de estas reglas de protocolo.

Su comportamiento general fue irrespetuoso e irreflexivo hacia una mujer mayor, reina o no.