Al 31 de diciembre, 100% de camiones urbanos contarán con cámaras y botones de pánico

Alejandro Romo/ NW Aguascalientes
·2  min de lectura

Antes de que concluya el año, la totalidad de los camiones urbanos del transporte público de Aguascalientes contarán con cámaras, botones de pánico, localizadores GPS y con las bases para el sistema de prepago, informó el titular de la Coordinación General de Movilidad (CMOV), Ricardo Serrano Rangel, quien señaló que al día de hoy el avance es de prácticamente el 98% de las 450 unidades.

“Nosotros tenemos que tener equipados todos camiones con los tres tipos de tecnología a más tardar el 31 de diciembre, ahorita ya estamos sobre un avance del 98%, para lo cual contarán con cámaras para seguridad y monitoreo del operador y de los usuarios, además del control de flota, con lo que nosotros iremos viendo cómo se comporta la ruta a lo largo del día, así como el sistema de pago y recaudo, con el que los usuarios podrán cargar su tarjeta para abordar el transporte o incluso a través de una aplicación móvil”.

Los aditivos de seguridad incorporados a las unidades estarán conectados al Centro de Comando, Control, Comunicación, Cómputo y Coordinación (C-5), en donde se atenderán directamente los reportes de la ciudadanía ante cualquier incidencia de inseguridad que se pudiera presentar durante los trayectos de las rutas.

Al respecto, el funcionario estatal informó que paulatinamente se están sumando las conexiones de los dispositivos tecnológicos al C-5, ya que para cada unidad se deben aplicar pruebas para verificar el funcionamiento.

“Estamos conectándolas de manera paulatina en estos días, el botón de pánico así como cámaras delantera, trasera, para visualizar al operador y a los usuarios, así como cámara delantera para ir viendo por dónde se va el camión y una cámara trasera para ver el número de usuarios que se bajan de la unidad”, subrayó.

Serrano Rangel indicó que a la par de los aditivos de seguridad, se está instalando la infraestructura para implementar el sistema de prepago, mediante el cual los usuarios podrán adquirir una tarjeta recargable para abordar las diversas modalidades de transporte público, sin tener que usar dinero en efectivo.

Las pruebas del sistema de prepago comenzarán en febrero, estimando que antes de que concluya la administración estatal se pueda contar con al menos tres modalidades de transporte público incorporadas al esquema.

“La meta es que antes de que nos vayamos, cuando menos queden conectados tres sistemas de prepago, que se pueda pagar con la tarjeta en el taxi, en la combi y en el camión urbano o hasta las bicicletas públicas, si llegan a volver más adelante, ya estamos muy avanzados en ese tema”, concluyó.