30 casas del centro de Aguascalientes en riesgo de derrumbe

·2  min de lectura

30 fincas y viviendas catalogadas como históricas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se encuentran con daños en su estructura y ante un potencial derrumbe, de acuerdo a la Coordinación Municipal de Protección Civil de Aguascalientes.

Dichas propiedades se ubican en la zona centro de la capital y en su mayoría se encuentran abandonadas, únicamente siete de ellas se encuentran habitables, según dio a conocer el titular del área, Eduardo Muñoz de León.

“En observación tenemos unas 30 casas, en lo que es la parte del centro. Habitadas nada más tenemos siete, tienen daño en fachadas, que se les ha venido cayendo, pero no hay un riesgo inminente de derrumbe”.

Por lo anterior, el riesgo de que se derrumben con las lluvias se incrementa, por lo cual se están analizando opciones en conjunto con el gobierno estatal para reubicar a las familias que viven en ellas.

“Si se trata de conseguir apoyos con el gobierno del estado para apoyar con alguna vivienda para que los podamos mover, pero es difícil porque es su vivienda de toda la vida”.

Aunque el ayuntamiento de Aguascalientes cuenta con un refugio para personas en situación de calle, no se encuentra adaptado para albergar a las familias que pudieran ser evacuadas en caso de que se tengan más riesgos estructurales, añadió el funcionario estatal.

“Nuestro espacio no es un albergue, es un refugio, principalmente es para personas que se encuentran en situación de calle, no está adecuado para familias que puedan estar, ese es el problema, entonces tendríamos que ver el tema ya con el DIF, que ellos sí tienen albergues”.

Algunas de las fincas datan de más de 300 años de antigüedad, por lo que se encuentran en el catálogo de propiedades históricas del INAH, por lo cual se necesita la autorización de dicho organismo para hacerles modificaciones de rehabilitación y reconstrucción.

“El INAH nada más cuida que no se les hagan modificaciones, que no se derrumben, que no se les mueva el estado que guardan, pero ellos no aplican recursos para que los propietarios puedan mantenerse en su domicilio, entonces no pasa nada hasta que se caen”, resaltó.

Muñoz de León aseveró que únicamente las fincas que se encuentran en riesgo inminente de venirse abajo se encuentran acordonadas en su exterior para evitar el paso peatonal y evitar afectaciones, pero el resto no cuentan con el cordón de protección.

“Acordonadas no están, sólo en los casos de riesgo inminente de que se vayan a derrumbar, es cuando nosotros acordonamos, pero no están señalizadas”, finalizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.