Al menos 11 muertos tras naufragio de presunto barco de migrantes cerca de Puerto Rico

·3  min de lectura
Courtesy of U.S. Coast Guard

Al menos 11 personas murieron y 31 fueron rescatadas luego de que un bote que se sospechaba transportaba migrantes volcó el jueves cerca de una isla deshabitada por la costa oeste de Puerto Rico.

Un helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos vio la embarcación volcada y a las personas en el agua a unas 11 millas de la isla Desecheo, un refugio de vida silvestre en el Canal de la Mona, las aguas entre Puerto Rico y La Española. Los pasajeros parecían no llevar chalecos salvavidas.

La Aduana y la Guardia Costera de Estados Unidos estaban colaborando con las unidades marítimas de la Policía de Puerto Rico mientras continuaba la búsqueda de sobrevivientes el jueves por la tarde. No está claro el número total de pasajeros que estaban en el barco antes de que volcara.

La Guardia Costera comunicó en su cuenta oficial de Twitter que de los 31 supervivientes, 11 son mujeres y 20 hombres.

“Están en el escena tratando de rescatar a tantas personas que puedan”, dijo el vocero de la Guardia Costera en Puerto Rico, Ricardo Castrodad.

El Canal de la Mona es una ruta común para los viajes ilegales de embarcaciones a menudo sobrecargadas con migrantes de la República Dominicana o Haití que viajan hacia Puerto Rico.

Entre el 1 de octubre y el 31 de marzo, la Guardia Costera y sus agencias asociadas interceptaron a 1,308 inmigrantes indocumentados en el Canal de la Mona y cerca de Puerto Rico, según datos de la agencia. La mayoría de las personas con las que se encontró la Guardia Costera eran dominicanos, 940, seguidos por 298 haitianos. El número combinado de dominicanos y haitianos que la Guardia Costera ha interceptado hasta ahora este año es un 158% más que el año fiscal anterior. Mientras tanto, la Aduana de Puerto Rico ha detenido a 757 haitianos y 292 dominicanos desde octubre.

El naufragio ocurrió días después de que una mujer haitiana muriera en un viaje ilegal en el Canal de la Mona. El sábado, la Guardia Costera y la marina dominicana rescataron a un grupo de 68 migrantes después de verlos vaciando agua de la embarcación. Durante el rescate, el bote volcó y las autoridades sacaron del agua a la mujer que no respondía, pero no pudieron resucitarla.

Los barcos caseros inseguros, las condiciones peligrosas del océano y la falta de protocolos de seguridad significan que los viajes de inmigrantes ilegales pueden volverse mortales rápidamente.

“Siempre estamos emitiendo mensajes de que las personas entiendan los peligros asociados con estos viajes pero lamentablemente estamos en una situación que tenemos que responder,” dijo Castrodad.

El comandante del Séptimo Distrito de la Guardia Costera con sede en Miami dijo al Miami Herald que la agencia está “principalmente preocupada por salvar vidas y prevenir la trágica pérdida de vidas en el mar”.

“Cuando estos barcos tienen problemas y la gente cae por la borda, mi misión es asegurarme de que la Guardia Costera esté allí para ayudarlos, pero mi verdadera preocupación es qué sucede cuando la Guardia Costera no se entera o no puede localizarlos. ”, dijo el contralmirante Brendan C. McPherson, quien también es director de la Fuerza de Tarea de Seguridad Nacional-Sureste.

“Las operaciones de migrantes en alta mar son desafiantes y conllevan riesgos para nuestros operadores, al igual que para los ocupantes de las embarcaciones que estamos tratando de rescatar e interceptar. El clima, el viento, el estado del mar, todo incurre en riesgo para todos en el agua”, agregó. “Queremos evitar la trágica pérdida de vidas en el mar y, a menudo, vemos esta misión como si llevara a cabo un caso importante de búsqueda y rescate en el que alguien intenta activamente que no lo encuentren”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.