Más de 3 mil mdd y 88 mil empleos perdidos ante demoras en cruces fronterizos

Isabel Mercado
·3  min de lectura

La demora en los cruces fronterizos de California-Baja California ha causado pérdidas económicas de 3.4 mil millones de dólares y más de 88 mil empleos desde 2016 a la fecha, de acuerdo a un estudio realizado por autoridades de Estados Unidos que detalla la necesidad de un nuevo puerto de entrada para el transporte de carga.

El estudio recoge datos de las garitas de San Ysidro-Puerta México, Otay Mesa-Mesa de Otay, Tecate-Tecate, Calexico West-Mexicali I, Calexico East-Mexicali II, y Andrade-Los Algodones.

Se titula Impactos de las Demoras en los Cruces Fronterizos de California-Baja California y fue presentado por el Departamento de Transporte de California (Caltrans), la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG, por sus siglas en inglés), y la Comisión de Transporte del Condado de Imperial (ICTC, por sus siglas en inglés) a líderes locales el viernes pasado.

“Este estudio demuestra el tremendo impacto positivo que un nuevo cruce fronterizo del siglo 21 tendría sobre la economía y el medio ambiente de nuestra región binacional”, dijo el presidente del Comité de Fronteras de SANDAG y alcalde de Imperial Beach, Serge Dedina, en un comunicado.

De acuerdo al estudio, los 3.4 mil millones de dólares en pérdidas del rendimiento económico equivalen al impacto económico de casi 23 convenciones de Comic-Con.

En tanto, las más de 88 mil pérdidas de empleo equivalen a casi 2.5 veces el tamaño del estadio Qualcomm.

Respecto al impacto ambiental, el análisis determinó que la demora en los cruces fronterizos generó un promedio de 457 toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono diarias, lo que equivale a más de 51 mil 400 galones de combustible.

Según el informe, estas pérdidas podrían ser completamente mitigadas con mejoras adicionales, incluyendo la inauguración del Cruce Fronterizo Otay Mesa East – Mesa de Otay II, que facilitará el paso a vehículos ligeros y de carga.

Caso contrario, el análisis advirtió que si no hay mejoras adicionales, las pérdidas económicas seguirán aumentando hasta alcanzar más de 5 mil millones de dólares y más de 97 mil pérdidas de empleos para el 2025.

“Reducir las demoras en los cruces fronterizos y las emisiones relacionadas es crucial para la prosperidad de las comunidades en ambos lados de la frontera”, insistió Serge Dedina.

Actualmente se construye el segmento final de este proyecto, el cual consiste en la Ruta Estatal 11 (SR-11) y las rampas conectoras en dirección sur, que forman parte del proyecto general del Cruce Fronterizo SR 11/Otay Mesa East.

“El Cruce Fronterizo Otay Mesa East es un proyecto innovador de infraestructura fronteriza que nos acerca a alcanzar nuestra visión binacional”, dijo el director del Distrito 11 de Caltrans Gustavo Dallarda.

A principios de diciembre de 2020 la ciudad de San Diego recibió de autoridades estatales un incremento de 22.7 millones de pesos, lo que incrementará la inversión a 65 millones de pesos para este proyecto, el cual se prevé culminar en 2024.

“Brindar opciones de transporte para que personas y mercancías puedan trasladarse dónde, cuándo y cómo lo deseen, es una inversión que mejorará nuestras comunidades, ayudará nuestro planeta y fortalecerá las alianzas en nuestra región de CaliBaja”, concluyó Gustavo Dallarda.