Tiene 3 años, apareció en una caja en la puerta de una casa y temen que sus padres hayan muerto

LA NACION

Lois Augsburger es una mujer habitante de Búfalo, estado de Nueva York. El lunes pasado, cuando abrió la puerta de su casa para recoger el diario, se encontró a un niño de tres años dormido en una caja de cartón que ella misma había dejado para que durmiera algún gato callejero.

La policía del lugar pudo identificar al pequeño, pero sospechan que sus padres pueden haber muerto en un siniestro automovilístico ocurrido cerca de la casa donde apareció el niño, según consigna The Washington Post.

"Fue desgarrador -dijo Augsburger a la señal telesiva local WGRZ-. Angustioso. Empecé a llorar y lloré todo el día mientras me preguntaba sobre el origen de este pequeño bebé".

El misterio de cómo llegó el bebé a la caja para gatos en el porche de la vecina de Búfalo continúa desconcertando a la policía del oeste del estado de Nueva York, que pudo identificar tanto al pequeño, llamado Noelvin, como a sus padres, pero no los pudieron encontrar, y temen lo peor.

¿El peor final para los padres del niño?

Nicole Merced Plaud y Miguel Anthony Valentin-Colón, oriundos de Orlando, Florida, son los padres del pequeño que no aparecen. Y lo que acrecienta el miedo a que el final de ellos haya sido el peor es que, casi al mismo tiempo en que la señora Augsburguer encotrara al niño dormido en su porche, la policía encontró algo impactante a un kilómetro y medio de distancia de allí: un auto completamente carbonizado con lo que parecían restos humanos en su interior.

El macabro hallazgo del vehículo incendiado le dio un nuevo sentido a las palabras que dijo el pequeño a la vecina que lo encontró."Le pregunté al niño dónde estaban sus padres y él me dijo: 'El auto está en llamas', 'El auto está en llamas'. Era todo lo que decía".

Las autoridades sospechan que el niño tiene relación con las personas que podían estar en el auto incendiado, pero el siniestro fue tan devastador que no pueden siquiera reconocer la marca ni el modelo del vehículo, y mucho menos la identidad de sus ocupantes. Jeff Rinado, capitán de policía de Búfalo, dijo en declaraciones a medios locales que "tomaría algún tiempo" la identificación de los restos hallados por parte de la oficina del forense.

La misma familia de la pareja que desapareció teme un final trágico para esta historia. Zenaida Colón, la madre de Valentin-Colón -el padre de Noelvin, dijo que él, su mujer y su hijo habían viajado a Bufalo con un amigo. La mujer viajó de a Orlando -lugar donde vivía la familia de Noelvin- para tratar de obtener la custodia de su nieto y confirmó al sitio WIVB que no tenía noticias de su hijo ni de su mujer. Y se mostró preocupada al pensar que los restos encontrados en el auto incendiado puedan ser los de ellos.

"Espero que tengamos un buen resultado para esto -señaló-, pero si no lo hacemos, al menos tendemos la tranquilidad de que están allí o no", dijo la mujer.