27F: marcharon contra el Gobierno en varios puntos del país

LA NACION
·8  min de lectura
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Miles de personas marcharon en distintos puntos del país en repudio del escándalo por el "vacunatorio vip" montado en el ministerio de Salud. El caso sacude a la Casa Rosada desde hace más de una semana y motivó la renuncia del exministro Ginés Gónzalez García. El banderazo de este sábado, impulsado por el expresidente Mauricio Macri, fue convocado por dirigentes de Juntos por el Cambio a través de las redes sociales.

Marcha del 27F desde el drone de LA NACIONMarcha del 27F desde el drone de LA NACION

En Buenos Aires, la manifestación comenzó a las 17 en Plaza de Mayo. Los manifestantes comenzaron a llegar con banderas argentinas y globos celestes y blancos. La presencia de las fuerzas de seguridad es escasa y la Plaza de Mayo está despejada de vallas. Los manifestantes gritan a coro, frente a la entrada principal de la Casa Rosada, "¡que renuncien!", acompañados del golpe de sus cacerolas.

En las rejas de Casa Rosada cuelgan carteles que dicen "devuélvanme mi vacuna", "no tengo miedo al Covid-19, le temo a los parásitos de este gobierno populista", entre otros. También, una foto de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en la conferencia de prensa que dictó junto a la payasa Filomena. Sobre la foto, la frase "no vi nada, estaba boludeando con la payasa Filomena".

"Emocionado y contento": el mensaje de Mauricio Macri sobre la marcha

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"El Pro convocó a la marcha, lo hicimos por Twitter", dijo Bullrich al llegar a la protesta. Dijo que estaba "contenta" por la reacción de la gente. "Es un caso tan grave de indignación de la población, de los que no se pueden vacunar mientras que los de la oligarquia K se vacunan todos... La indignación y la angustia es lo que siente la gente que se viene a manifestar", dijo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La referente, muy festejada por los manifestantes, redobló la apuesta y dijo que espera que el lunes, en el Congreso, el Presidente "ojalá pida perdón".

"Creemos que hay muchísima gente que esta sintiéndose angustiada, y por eso Alberto Fernández desarmó su marcha del lunes", dijo la referente sobre la expectativa de la marcha.

"Nos sumamos a lo que los ciudadanos convocaron hoy. Esto es un repudio de las vacunas a los privilegiados y no para los que realmente la necesitaban", dijo por su parte el diputado nacional Cristian Ritondo, y remarcó: "Cada vacuna es para el que las necesita".

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

"Hoy escuché al gobernador decir que llegaban a las 500.000 vacunados. Siguen mintiendo", agregó el diputado sobre las recientes declaraciones del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que desmintió en Twitter irregularidades en el plan de vacunación provincial.

27F: el tuit de repudio de Alberto Fernández por la protesta

Junto a Bullrich y Ritondo también marcharon Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Maximiliano Guerra, Cristian Ritondo, Marcelo Peretta (gremio farmacéutico) y Milman (exsecretario de Seguridad).

27F: comienza la manifestación en Plaza de Mayo contra el Gobierno por las vacunas vipLa manifestación en Plaza de Mayo por las vacunas vip

Los vecinos de Mar del Plata, Rosario y Córdoba también se sumaron a la convocatoria y la indignación por las vacunas vip y la corrupción. En Mendoza asistió a la manifestación un importante número importante de personas. También participó el diputado nacional y titular de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo.

"El pueblo está cansado"

En Plaza de Mayo, algunas bocinas de autos acompañan los cantos de las personas que se agrupan en la plaza, quienes suman otro verso más, con advertencias al Presidente: "Alberto, cuidado, el pueblo está cansado".

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Una de las personas que se suma a los cantos sostiene un cartel que dice: "Te prometen igualdad y te roban hasta las vacunas. Con la salud de mi familia no". Se trata de Norma González, una mujer de 56 años que vive en Floresta y se acercó al microcentro porteño a marchar junto a su familia.

Video: el ataque de un sindicalista a un jubilado en Olivos

"La mayoría de mis familiares ya pudieron recibir la vacuna, pero tengo parientes y vecinos que trabajan en sanidad y aún no fueron vacunados", dijo a LA NACION González, que se encuentra desocupada desde que comenzó la pandemia. "Trabajaba como administrativa en una oficina y perdí el trabajo por la cuarentena. Me mantiene mi marido, pero tenemos miedo que pierda su puesto ya que trabaja en el rubro de las golosinas y eso hoy es un producto de lujo", detalló.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

El repudio por el escándalo de la vacunación se suma a las denuncias que la sociedad elevó durante el último año: cuarentena "eterna", corrupción, condena a la vicepresidenta Cristina Kirchner, independencia judicial, entre otros.

Los manifestantes clamaban por una "Argentina sin Cristina", cuando los megáfonos y los redoblantes se silenciaron y el clima se tensó, tras advertirse la presencia de joven con la cara pintada de negro, que se colgó de las rejas de la Casa Rosada y comenzó a sacudirlas con la intención de cruzar la barrera. "Bájate de ahí, infiltrado. Nosotros no representamos eso. Vinimos en paz", gritaba la gente. Ante la insistencia de las personas de alrededor, el joven se bajó de las rejas y se escabullió entre la multitud.

"Usted tiene que dedicarse a trabajar, no a mentir", fue, en tanto, el mensaje de Hernán Lombardi a la nueva ministra de Salud Carla Vizzotti. El referente propone crear "comisión independiente" para transparentar la campaña y "terminar con la angustia de la gente".

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Por su parte, el diputado nacional, Waldo Wolff, aseguró que "la grieta es moral". Wolff, recién llegado de Clorinda, Formosa, donde participó en el acto en repudio de los 180 días de estado de sitio, en donde fueron demorados por la policía provincial a pesar de su inmunidad parlamentaria, dijo: "¿Si lo hicieron conmigo, qué le queda al resto de los formoseños?".

Baby Etchecopar también asistió a la marcha y la calificó como "una fiesta de la República". Etchecopar le pidió al presidente Alberto Fernández "que tenga un poco de vergüenza, que gobierne para la gente y no para Cristina (Kirchner) y que devuelvan la guita que se afanaron". El periodista contó que sintió "asco" cuando se salió a la luz el escándalo del vacunatorio vip y le dijo Fernández aún tiene la posibilidad de "ser el mejor el presidente de la Argentina".

Luis Brandoni también asistió a la marcha aunque debió retirarse antes por su estado de salud. El referente fue dado de alta esta semana de coronavirus.

Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Los referentes de Avanza Libertad, José Luis Espert, Javier Milei y Luis Rosales también participaron de la manifestación. "Decidimos participar de esta marcha porque compartimos la consigna original que motivó la convocatoria y que es la de terminar con los privilegios. Sobre todo los de la política, de los políticos", dijeron Luis Rosales y Espert durante la recorrida por Plaza de Mayo.

La corriente libertaria aprovechó la oportunidad para montar un acto político, tal como lo hizo en los últimos banderazos. El economista Javier Milei y el analista político Álvaro Zicarelli pronunciaron discursos en contra de la cuarentena y la restricción de libertades, rodeados por un grupo de jóvenes con banderas amarillas de Gadsen, banderas del Partido Libertario y carteles que adelantaron el apoyo a una potencial candidatura presidencial: "Milei 2023". Los militantes del partido aprovecharon para vender merchandising. Bajo el mástil de Plaza de Mayo, ofrecían pines con caricaturas de los dirigentes políticos y remeras con frases que decían "propiedad privada, vida y libertad".

"Yo quiero, necesito", dijo Alejandra Sánchez -una joven de 33 años- a su mamá , y se acercó corriendo a ver los pines. Se llevó uno, que con ironía, decía: "¿Impuesto al viento? No puede ser".

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"Me motiva de los libertarios el hecho del respeto por la individualidad de cada uno. La libertad económica es muy importante, que cada uno maneje su propio dinero", dijo Sánchez a LA NACION, mientras buscaba $250 para hacer su compra.

Sánchez viajó a la Ciudad con su madre desde Ezeiza. Participan en todas las movilizaciones en repudio al kirchnerismo, "desde lo que pasó lo de Nisman", según indicaron, en referencia a la muerte del fiscal, en enero de 2015.

"Trabajo en una compañía de tarjetas de crédito y todo el tiempo escucho a la gente quejarse por las comisiones. En la cuarentena, los clientes se pusieron agresivos", continuó Sánchez, para insistir en los fundamentos por los cuales apoya al partido de derecha. Respecto de la posible candidatura de Milei, la joven indicó: "Están buenos sus planteos, pero no me identifico con sus gritos y con que sea tan reaccionario. Aun así, no dejaría de votarlo. A quien no votaría es a [José Luis] Espert. Él vendió las elecciones pasadas".

En referencia a los motivos que la incentivaron a marchar, la joven disparó contra el presidente Fernández. "Vengo porque hay una persona ignorante e inoperante gobernándonos. Es una persona que vive en una burbuja y no puede seguir estando en poder. Eso nos envenena cada vez más", dijo, y concluyó: "La solución no es irnos del país, porque no alcanza la plata para pagar un pasaje".

Informe de Inés Beato Vassolo