Casi 250,000 desplazados en Honduras por violencia de pandillas y narcotráfico: ACNUR

TEGUCIGALPA, 12 nov (Reuters) - Alrededor de un cuarto de millón de personas han huido de sus hogares en ciudades y poblados de Honduras a causa de la violencia de pandillas y narcotraficantes en los últimos 14 años, dijo un funcionario del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) en el país centroamericano.

La mayoría de los desplazados han salido de áreas urbanas, como la capital Tegucigalpa, y la ciudad norteña San Pedro Sula, la más activa comercial e industrialmente y donde operan violentas pandillas dedicadas a la extorsión, el tráfico de drogas y el sicariato.

"Estamos hablando de 247,000 personas, familias completas que han huido entre 2004 y 2018 de sus hogares sus comunidades hacia otros poblados o ciudades", dijo el representante de ACNUR en Honduras, Andrés Celis.

En Honduras operan las temibles "maras", pandillas que ejercen control territorial en muchos barrios pobres, donde la policía y el Ejército ingresan sólo fuertemente armados para operaciones temporales o de persecución.

Los miembros de las pandillas -en su mayoría de la Mara MS 13 y la Mara 18, que operan también en los vecinos El Salvador y Guatemala- se dedican a extorsionar transportistas cobrándoles un "impuesto de guerra" para que puedan operar sin ser atacados y libran sangrientas luchas por territorios.

Otros de los desplazamientos forzados se registran en los departamentos de Colón y Atlántida, en el litoral Atlántico, donde operan cárteles dedicados al trasiego de cocaína de Sudamérica hacia Estados Unidos, según investigadores.

    En Honduras se estima que unas 100,000 personas migran cada año hacia Estados Unido huyendo de la pobreza que acosa a 6 de cada 10 hondureños, y a una violencia que provocó 42 muertes por cada 100,000 habitantes al cierre de 2018.


(Reporte de Gustavo Palencia; Editado por Abraham González y Diego Oré)