Hasta -25,4ºC: España sufre por las mayores heladas en 20 años

LA NACION
·4  min de lectura

MADRID.- Tras la nevada del fin de semana, Madrid vivió la madrugada del martes una histórica helada, un récord en el último medio siglo, que está complicando la limpieza de las calles, repletas de montículos de hielo y con una movilidad mínima de vehículos y peatones. Mientras el aeropuerto de la capital espera reabrir en las próximas horas.

La capital española alcanzó una temperatura mínima de -10,8ºC, según la agencia meteorológica estatal, AEMET.

Las autoridades exhortaron a la gente a no salir de casa salvo por razones indispensables, para evitar accidentes que pudieran añadir a la tensión en las salas de emergencia. Un hospital militar en la capital ha registrado un aumento preocupante de los casos de traumatismos, dijo la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El centro de España sigue cubierto por las nieves de Filomena, y en la provincia de Teruel, al este de Madrid, se alcanzaron los 25,4 grados bajo cero, según AEMET, que describió una "gélida madrugada" con valores "históricos" y "claramente por debajo de los normales para la fecha en todo el país".

El frío extremo ha petrificado la nieve caída durante el fin de semana en Madrid. Este martes, tanto los operarios del ayuntamiento como los vecinos seguían luchando por despejar las aceras con palas, escobas y sal gorda, dejando a los lados voluminosos montículos de hielo.

Las principales arterias de la capital fueron abiertas desde el domingo, con ayuda del ejército.

"Carrera contra el tiempo": el coronavirus muta y el mundo vuelve a tropezar en la respuesta de la pandemia

Pero las calles secundarias e incluso vías muy comerciales siguen impracticables, con miles de árboles tronchados por el peso de la nieve y un tráfico mínimo de vehículos y de personas que recuerda al confinamiento primaveral, dictado entonces para contener la pandemia del nuevo coronavirus.

"No sale prácticamente nadie a la calle, y el que sale, lo hace con mucha precaución", cuenta a AFP Abel Vacas, que vino con una pala a limpiar la acera de la papelería regentada por su mujer.

El vocero de la agencia meteorológica Aemet, Rubén del Campo, dijo que las temperaturas de la noche anterior habían sido las más bajas al menos desde 2001. Once de las 51 provincias y regiones autónomas mantenían el nivel de alerta más alto.

Las escuelas permanecían cerradas en Madrid y buena parte del centro de España, mientras las cuadrillas de emergencia se esforzaban por habilitar rutas, despejar árboles caídos, reparar cables eléctricos y asegurar la distribución de alimentos y la vacuna contra el coronavirus.

La población de Bello, en la provincia norteña de Teruel, registró -25,4ºC, la temperatura más baja desde 1982.

En Madrid y los alrededores, con 6,6 millones de habitantes, los termómetros cayeron a 16 bajo cero durante la noche.

Sin embargo, el día amaneció soleado, lo que dio algún respiro a la gente que debe ir a su trabajo y las cuadrillas que recogen hielo y escombros desde las calles.

El ayuntamiento dijo en una evaluación preliminar que al menos 150.000 de los 800.000 árboles de Madrid cayeron bajo el peso de la nieve.

El aeropuerto de la capital, el más transitado del país, esperaba reabrir en las próximas horas y el servicio ferroviario se restablecía lentamente.

El gobierno regional de Madrid dijo que aguardaba un nuevo lote de vacunas Pfizer-BioNTech contra el coronavirus al que se debió desviar a un aeropuerto del norte. En tanto, continuaba la vacunación en residencias para ancianos y entre el personal de salud.

Del lado del transporte, el metro siguió funcionando, y este martes regresaron a las calles los autobuses urbanos, indicó la empresa pública EMT, destacando que dará prioridad a las rutas que incluyen parada en los hospitales.

La playa que "perdió" el sol (y cómo planea recuperarlo)

Cinco personas murieron a causa de Filomena, que barrió el centro y el este de la península ibérica el fin de semana. Entre ellos hay dos personas sin hogar en Barcelona, indicó este martes el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Aunque el hielo continuará acumulado en las calles los próximos días, AEMET pronosticó que las temperaturas irán remontando, con máximas cercanas a los 10º en Madrid el fin de semana.

Agencias AFP y AP