En menos de 24 horas asesinan a dos líderes ambientales en Colombia

Bogotá, 26 Abr (Notimex).- En menos de 24 horas los líderes comunitarios y defensores ambientales, Alejandro Llinás Suárez y Floro Samboní Gómez, fueron asesinados a tiros por desconocidos en Colombia.

Alejandro Llinás Suárez, líder de la vereda Calabazo y del movimiento Colombia Humana Magdalena fue asesinado el viernes por desconocidos en la zona rural de la Sierra Nevada de Santa Marta, en el departamento del Magdalena, al norte de Colombia.

De acuerdo con medios locales, hombres armados ingresaron a la finca del activista de 71 años de edad y lo ultimaron a balazos.

En las últimas semanas, Llinás había denunciado la presencia de dos peajes ilegales cerca a la zona de Calabazo, donde al parecer estructuras organizadas no permitían el paso al territorio. Incluso, envió una carta a Carlos Caicedo, gobernador del Magdalena, advirtiendo sobre la situación en la región.

“Los Paras fuera de instalar el peaje, montaron por medio de una antigua asociación de fauna y flora, una empresa de mototaxismo que transportan turistas por un camino empinado y peligroso hecho a pico y pala por la comunidad misma, que pone en riesgo la seguridad de sus usuarios, además perturba la fauna y nuestra tranquilidad”, expresó el activista en una carta publicada por la Asociación Freytter Elkartea, una organización dedicada a la defensa de los derechos humanos.

En el documento también se explicaba que no se estaba realizando el control pertinente de la caza furtiva en el territorio.

“He de decir que Parques (Naturales) no cumple a cabalidad sus funciones. Ellos por omisión han permitido la caza furtiva y con trampero, cosa que pone en peligro de extinción mucha de nuestra fauna (armadillo, tigrillo, guartinaja, ñeque, zaino, jaguar, oso hormiguero y aves como el paujil, la guacamaya, el loro, etc.)”, manifestó.

Por este motivo, Llinás había solicitado el acompañamiento del gobierno departamental para revisar y controlar los hechos que denunció en la carta y que afirmaba podía demostrar, “solo pido no pongan en riesgo mi seguridad”.

A través de redes sociales, el movimiento político Colombia Humana, al que pertenecía, y que dirige el senador Gustavo Petro, a nivel nacional, lamentó el deceso y afirmó que Llinás Suárez fue “un defensor de su territorio, del ambiente y los recursos naturaleza. Pedimos justicia para que su asesinato no quede impune!”.

Horas más tarde, también se reportó el asesinato de Floro Samboní Gómez, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Loma Larga Bajo, en el municipio de Almaguer (sur del Cauca).

Floro Samboní, reconocido por su labor de liderazgo en su vereda, se encontraba en la puerta de la vivienda cuando fue atacado por hombres armados que aparentemente utilizaron fusiles

De acuerdo con estadísticas del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en lo que va del año 2020 han sido asesinados más de 80 líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia.

Tras los recientes homicidios, diferentes organizaciones piden al Gobierno colombiano que se tomen medidas para proteger a los líderes sociales y campesinos.

-Fin de nota-

 

NTX/ILI/ACP