Más de 230.000 peruanos piden retirar dinero de fondos de pensiones por Covid-19

Luis Jaime CISNEROS
1 / 3

Residentes de la ciudad andina de Puno, cerca de la frontera con Bolivia, hace cola frente a una institución administradora de fondos de pensiones, el 19 de mayo de 2020

Residentes de la ciudad andina de Puno, cerca de la frontera con Bolivia, hace cola frente a una institución administradora de fondos de pensiones, el 19 de mayo de 2020 (AFP | Carlos MAMANI)

Más de 230.000 peruanos se inscribieron en las primeras 24 horas de vigencia del proceso para retirar hasta 3.700 dólares de sus fondos de pensiones por la emergencia del coronavirus, en medio de quejas de clientes agolpados este martes en las agencias arriesgándose al contagio.

La inscripción en línea, iniciada el lunes, es el primer paso para el retiro del dinero, en virtud de una ley que beneficia a más de seis millones de trabajadores para mitigar la merma de ingresos por el confinamiento nacional en vigor desde el 16 de marzo.

Pero muchos afiliados carecen de acceso a internet o no pudieron llenar el formulario, por lo que al borde de la desesperación acudieron este martes a las oficinas de las administradoras de fondos de pensiones ante el temor de no poder retirar parte de sus ahorros.

En Lima, decenas de clientes llegaron a las agencias de dos administradoras, Profuturo y Prima, para tratar de inscribirse, observó un periodista de la AFP. Pero fue en vano.

"Llamamos más de 40 veces a esta institución para que nos pueda dar un acceso de información, de lo cual no hay nada hasta ahora", dijo a la AFP Herminio Llamoza, un trabajador de 64 años que estuvo horas esperando que lo atendieran.

"Yo necesito (dinero), soy del Cusco, y ya no tengo", explicó por su parte Julia Manalí, de 60 años.

"Yo quisiera irme ya al Cusco, pero no tengo plata ni para comer", agregó.

Los pagos no serán inmediatos, sino que empezarán a fines de mayo en dos desembolsos con un mes de diferencia a través de los bancos.

La inscripción se realiza desde el lunes solo por internet, en base a un cronograma que se extenderá hasta el 18 de julio.

Las autoridades estiman que el monto global a ser retirado bordearía los 8.000 millones de dólares.

"Al cierre del 18 de mayo, más de 231.000 afiliados registraron sus solicitudes para el retiro del 25% de sus fondos", anunció el martes la Asociación de las Administradoras de Fondos de Pensiones en su cuenta de Twitter.

En Perú, operan cuatro administradoras: Integra, Hábitat, Prima y Profuturo.

Uno de cada cuatro peruanos se quedó sin ingresos por la pandemia, según un estudio de la encuestadora Ipsos.

- A regañadientes -

Las filas de espera alimentaron otro problema: la dificultad de mantener distancia física entre las personas para prevenir el contagio del coronavirus.

"El proceso es completamente virtual, el afiliado no tiene por qué ir a las agencias (...) para hacer el trámite, todo está siendo virtual", dijo a la televisora estatal el superintendente adjunto de fondos de pensiones, banca y seguros, Elio Sánchez Chávez.

Las operadoras accedieron a regañadientes a cumplir la ley, indicando que cuentan con los montos que deben repartir.

A pesar de ello, algunas operadoras, como Integra y Prima, buscan persuadir a sus afiliados con correos electrónicos advirtiendo sobre los riesgos de reducir fondos previstos para la jubilación.

El retiro será beneficioso a corto plazo porque resolverá un problema de liquidez y caída de ingresos, pero tendrá "efectos perniciosos a largo plazo", dijo el lunes a la AFP el economista Jorge González Izquierdo, exministro de Trabajo."En un balance general, está medida tiene efectos perniciosos a largo plazo, porque reducirá la pensión de los trabajadores cuando se jubilen y convertirá sus ahorros en consumo afectando la tasa de ahorro nacional", explicó.