Hasta 23 años de cárcel recibirán montachoques en CDMX

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 9 (EL UNIVERSAL).- El Pleno del Congreso de la Ciudad de México, en un periodo extraordinario, tipificó este jueves sancionar penalmente a los llamados "montachoques".

El dictamen, por el que se adiciona la fracción IV del tercer párrafo del Artículo 236 del Código Penal del Distrito Federal, busca castigar con penas de hasta 23 años de prisión y multas de hasta 288 mil pesos a quienes simulen un hecho de tránsito para extorsionar. Al presentar el dictamen, Octavio Rivero, presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, detalló que este delito ha dañado y conflictuado la paz social, sana convivencia y el libre tránsito. "Los montachoques premeditadamente fingen o buscan un percance automovilístico a fin de obtener de ellos recursos económicos o materiales. Lo anterior pone en riesgo, no solo el patrimonio de la ciudadanía, sino que expone también la vida de conductores y peatones que transitan por las calles de la ciudad", aseveró.

En este sentido, la diputada Luisa Gutiérrez celebró la aprobación de este dictamen, pues se atiende las solicitudes de aquellos que han sido víctimas de estas bandas delictivas y que han encontrado complicaciones al momento de denunciar.

“La aprobación de este dictamen ha sido una gran muestra de responsabilidad por parte de todas las fuerzas políticas que integran este Congreso, las cuales con los hechos estamos enviando un mensaje muy claro y contundente que es que no vamos a permitir que se agredan o se afecten los derechos y la seguridad de las y los capitalinos”, sostuvo. ¿Cómo operan los "montachoques"? De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, los ‘montachoques’ se caracterizan por el uso de violencia hasta conseguir que el agredido entregue desde la cartera, o incluso los despojan del vehículo mediante un acto de extorsión. Estos delincuentes eligen a sus víctimas al identificar un auto de alta gama que no tenga seguro o cuando el conductor esté distraído.

Tras identificar a la víctima, el automóvil que va a provocar el choque cambia de carril incorporándose delante del carro de la víctima, para posteriormente aplicar una maniobra de frenado inesperada y que la persona que será extorsionada no alcance a frenar y se impacte con él. El delincuente, que puede ir acompañado por varias personas, desciende del carro para intentar cobrar un dinero por el golpe. De acuerdo con lo reportado ante las autoridades, las cantidades van de los mil 500 a los 35 mil pesos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.