228 millones de personas en riesgo de contraer sarampión, fiebre amarilla y poliomielitis

Newsweek México
·2  min de lectura

LA PANDEMIA pospuso 60 campañas de vacunación masiva en 50 países, lo que coloca en riesgo de contraer enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la poliomielitis a unos 228 millones de personas, en su mayoría niños.

Este lunes inició la Semana Mundial de Vacunación y con ello una estrategia global de inmunización liderada por la ONU para llegar a más de 50 millones de niños que no han sido vacunados contra enfermedades como el sarampión, la fiebre amarilla y la difteria, en gran parte debido a la emergencia que ha supuesto el covid-19 para los sistemas de salud públicos.

“Ya antes de la pandemia, había señales preocupantes de que estábamos empezando a perder terreno en la lucha contra las enfermedades infantiles prevenibles, con 20 millones de niños que estaban recibiendo sus vacunas fundamentales”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Durante la rueda de prensa semanal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la titular de UNICEF señaló que la interrupción debida a la pandemia de covid-19 redujo de 2,290 millones de vacunas administradas en 2019 a poco más de 2000 millones de dosis de inoculaciones el año pasado.

No te pierdas: EU entregará 60 millones de dosis de vacunas anticovid AstraZeneca a otros países

“Las vacunas son una de las invenciones más poderosas en la historia de la humanidad. Gracias a ellas estamos acabando con la polio, por ejemplo. Las vacunas nos dan luz al final del túnel, pero la vacunación se ha suspendido en muchos países a causa del covid-19”, recordó Tedros Adhanom Gebreyesus, director general de la OMS.

Agregó que las lagunas en las campañas de vacunación ya están teniendo efectos y citó, entre otros, el resurgimiento del sarampión.

“La pandemia ha empeorado la situación y ha provocado que millones de niños más no estén vacunados”, sostuvo Fore.

“Ahora que la relevancia de las vacunas es clara para todos, debemos mantener el ímpetu para ayudar a los niños a ponerse al día con sus vacunas contra el sarampión, la poliomielitis y otras enfermedades. No tenemos tiempo que perder. Perder terreno quiere decir pérdida de vidas”, advirtió. N