21 miembros de la OMS son investigados por abusar sexualmente de docenas de niñas

·3  min de lectura

AL MENOS 21 empleados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han sido señalados de haber cometido explotación y abusos sexuales contra niñas y mujeres durante la respuesta al ébola en la República Democrática del Congo, según una investigación interna.

Tras un año de investigación, la comisión ha identificado a docenas de posibles víctimas y a 21 presuntos autores. En total, el equipo recibió el testimonio de 63 mujeres y 12 hombres, con edades comprendidas entre los 13 y los 43 años y con una media de edad de unos 20 años.

A las víctimas se les prometía trabajo a cambio de relaciones sexuales. Nueve mujeres han denunciado que fueron violadas, veintinueve más denunciaron que quedaron embarazadas.

Seis víctimas de violaciones afirmaron haber sufrido abortos espontáneos. Otras contaron a los investigadores que los hombres que abusaron de ellas también las obligaron a abortar ofreciéndoles los medicamentos e incluso inyecciones.

No te pierdas: 53 países exigen explicaciones a la OMS por acusaciones de abusos sexuales

Tras conocerse los resultados de la investigación, el director general de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus, pidió perdón a las víctimas y dijo que asumía “la responsabilidad última” por los fallos que permitieron este comportamiento.

“Lo siento. Lamento lo que les han hecho personas contratadas por la OMS para servirles y protegerles”, dijo el director de la agencia.

Las víctimas solo pudieron proporcionar los nombres de pila de otros presuntos autores, a los que aún no se ha identificado. En esos casos, la OMS está contratando a un servicio de investigación externo.

La Organización prohibirá a los autores identificados trabajar en el futuro y lo notificará a todo el sistema de las Naciones Unidas. También remitirá las denuncias de violación a las autoridades de la República Democrática del Congo para que las investiguen, y al país de nacionalidad de los presuntos autores, si procede.

Lee: Compraventa de adultos, niños y niñas: así funciona la explotación sexual

La OMS desempeñó un papel central en la respuesta internacional al décimo brote de la enfermedad por el virus del Ébola en el este de la República Democrática del Congo (RDC) entre agosto de 2018 y junio de 2020. Durante este período, 3,481 personas se infectaron con el fiebre hemorrágica conocida como Ébola y 2,299 personas murieron.

Este brote de ébola en las provincias de Kivu del Norte e Ituri, el segundo mayor brote de ébola registrado, se declaró terminado el 25 de junio de 2020.

En respuesta a los informes de prensa sobre presuntos abusos y explotación sexuales por parte del personal de la OMS en respuesta al décimo brote de ébola1, el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, anunció el establecimiento de una Comisión de Investigación Independiente para investigar las denuncias de explotación y abusos sexuales.

Entre las recomendaciones hechas se detalla conformar un grupo de trabajo dentro de la organización para reflexionar sobre las modalidades de apoyo y asistencia psicológica a las presuntas víctimas desde las primeras denuncias de hechos hasta la conclusión de las averiguaciones previas.

También encomendar a este grupo de trabajo hacer propuestas sobre las posibilidades de otorgar reparaciones a las víctimas, así como a hacer valer todos los derechos de los de sus niños que nacieron producto de esos abusos sexuales, señala el informe. N

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.