El 20 % de los residentes en Chicago que ya se vacunaron son latinos

Agencia EFE
·3  min de lectura

Chicago (IL), 3 feb (EFE News).- Los latinos representan el 20 % de los residentes de Chicago que ya recibieron la primera dosis de la inmunización, según el Departamento Municipal de Salud, en una cifra que grupos comunitarios ven insuficiente dado que los hispanos representan el 28 % de la población de la ciudad.

"Estamos viviendo una crisis de urgencia, donde hay inequidad en el reparto de las vacunas y de acceso a la inmunización", declaró este miércoles en conferencia de prensa la doctora Aida Giachello, investigadora del Hospital Northwestern e integrante del grupo Agenda Puertorriqueña.

En su opinión, la comunidad hispana necesita información sobre cómo conseguir citas en internet para vacunarse en los centros de salud municipales y del condado de Cook habilitados, al igual que en cadenas de farmacias, supermercados y centros comerciales.

"En ciertos lugares de Illinois hay personas que pueden (dedicarse a) navegar el sistema durante horas, conseguir citas e inclusive tienen vacunas suficientes. En las barriadas latinas de Chicago no tenemos los mismos beneficios", afirmó.

Al igual que a otros integrantes de la comunidad boricua, le preocupa la falta de vacunas y la lentitud de la marcha de la campaña de inmunización en todo el estado, por escasez de suministros.

Más de 3,2 millones de personas de 65 años o más y trabajadores esenciales son elegibles para recibir la vacuna desde el 25 de enero, cuando Illinois ingresó a la fase 1b. Sin embargo, hasta el momento solamente se ha administrado un millón de dosis en el estado.

En Chicago, la directora de salud pública, Allison Arwady, informó este miércoles en conferencia de prensa de que la ciudad solamente está recibiendo unas 40.000 dosis semanales, que le permiten vacunar a unas 5.700 personas por día.

"Las citas son limitadas por ese motivo e irán aumentando a medida que recibamos más vacunas", dijo.

A pesar de ello, la funcionaria informó de que las disparidades raciales han disminuido levemente desde el comienzo de la fase 1b. El porcentaje de primeras dosis dadas a los afroamericanos aumentó en una semana del 15 al 19 % y entre los latinos del 17 al 20 %.

La población hispana de la principal ciudad de Illinois es del 28 %, mientras que la de afroamericanos es del 29 %, según datos de la Oficina del Censo.

Con todo, la cifra de Chicago es mejor que la de la media nacional durante el primer mes de campaña, desarrollada del 14 de diciembre al 14 de enero.

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), eran latinos el 11,5 % de los cerca de 13 millones de personas en Estados Unidos que recibieron en ese periodo al menos la primera dosis de la vacuna contra la covid-19.

El concejal Roberto Maldonado, del Distrito 26, reclamó un plan de educación y vacunación especial para las comunidades hispanas, en particular en el noroeste de la ciudad donde habitan mayoritariamente puertorriqueños y centroamericanos.

"En mi área hay farmacias que vacunan a 80 personas por día y de ellas solamente dos son latinas. Nuestra gente no sabe cómo buscar una cita en línea, hay que buscar otro sistema para que las personas se conecten", dijo.

La educación de la comunidad también es importante para el doctor José Sánchez, director de un hospital ubicado en Humboldt Park.

En ese vecindario, la tasa de positividad de la enfermedad es cuatro veces mayor que el promedio de la ciudad y la mayoría de los enfermos y muertos son afroamericanos y latinos.

Aun así, de los 1.100 empleados del hospital solamente se vacunó el 65 %, dijo, y ello se debe, en su opinión, a "todos los mitos asociados con la vacuna", como que no es "efectiva o que les temen a las contraindicaciones".

"La educación es clave para asegurar la vacunación de la gente", señaló en la conferencia de prensa el director de Humboldt Park Health, que aspira a convertirse en un centro de inmunización para cuatro barriadas latinas del noroeste de Chicago.

(c) Agencia EFE