Al 20%: Irán comienza a enriquecer uranio muy por encima del umbral permitido

LA NACION
·3  min de lectura

TEHERÁN.- Irán comenzó el proceso para producir uranio enriquecido a 20% en su sitio de Fordo, muy por encima del umbral fijado por el acuerdo internacional de 2015, según informó la televisión de Estado que cita al portavoz del gobierno.

"El proceso para producir uranio enriquecido al 20% ha comenzado en el complejo de Shahid Alimohammadi (Fordo)", situado a 180 kilómetros al sur de Teherán, declaró el portavoz del gobierno, Ali Rabiei, citado en la página web de la televisión de Estado.

WikiLeaks: niegan la extradición de Julian Assange a EE.UU. por miedo a que se suicide

Protegido por las montañas, Fordo está rodeado de cañones antiaéreos y otras fortificaciones. Tiene aproximadamente el tamaño de un campo de fútbol, lo suficientemente grande para albergar 3000 centrifugadoras, pero lo suficientemente pequeño y fortificado como para hacer sospechar a los funcionarios estadounidenses que tenía un propósito militar cuando expusieron el sitio públicamente en 2009.

En una carta del 31 de diciembre, Irán informó al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de su voluntad de producir uranio enriquecido a 20%.

Según el último informe disponible de la agencia de la ONU, publicado en noviembre, Teherán enriquecía uranio a un grado de pureza superior al límite previsto por el acuerdo internacional de 2015 sobre su programa nuclear (3,67%), pero no superaba el umbral del 4,5%, y seguía cumpliendo con el estricto régimen de inspecciones del organismo.

Sin embargo, la situación se ha recrudecido desde el asesinato de Qassem Soleimani, el general más respetado y poderoso de Irán, muerto en un ataque de drones estadounidense en el aeropuerto de Bagdad en enero de 2020. Y más recientemente han habido sobresaltos en este dossier desde el asesinato a finales de noviembre del físico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh.

Tras este ataque que Irán atribuye a Israel, el parlamento iraní adoptó una controvertida ley que aboga por producir y almacenar al menos "120 kg al año de uranio enriquecido a 20%" y "poner fin" a las inspecciones de la OIEA, destinadas a verificar que el país no desarrolla la bomba atómica.

El gobierno iraní se había opuesto a esta iniciativa, denunciada por los otros signatarios del acuerdo de 2015 que en diciembre exhortaron a Teherán a no "comprometer el futuro".

Por qué a los franceses les encanta quejarse y cómo han hecho de eso todo un arte

A partir de mayo de 2019, Irán comenzó a liberarse de los principales compromisos adoptados en el marco del acuerdo de Viena, destinado a limitar su programa nuclear a cambio de que se levantaran las sanciones internacionales en su contra.

También busca ejercer presión antes de la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien se manifestó dispuesto a retomar el acuerdo nuclear, que su país abandonó unilateralmente en 2018.

Ante la decisión de Irán, la Unión Europea advirtió que el inicio del enriquecimiento de uranio a 20% constituiría un "desvío considerable" de los compromisos de Teherán en el acuerdo firmado con varios países en 2015.

Un portavoz de la UE, Peter Stano, dijo que las autoridades europeas esperan una posición formal del OIEA antes de definir eventuales medidas.

Agencias AFP y Télam