"1982, el año que cambió el Líbano" relata la guerra vista por niños

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 28 (EL UNIVERSAL).- En junio de 1982, el director Oualid Mouaness era un niño que durante su último día de clases, fue testigo de la invasión israelí a Líbano, la cual concluiría tres años más tarde. Entonces no entendía a cabalidad lo que estaba pasando, pero conforme llegó la adolescencia y la adultez, se dio cuenta que la situación había sido delicada y las emociones fluían en él.

Durante mucho tiempo intentó hacer un cortometraje con esa experiencia, pero siempre lo dejaba de lado. Hasta que un día tomó valor y decidió crear una película, que estrena este fin de semana en cines mexicanos. Bajo el título "1982, el año que cambió el Líbano", está tratado como una "coming of age" que retrata a los niños de la época, llegando a filmar en la escuela donde se encontraba Mouaness ese día. "De lo que realmente habla mi película es sobre este deseo humano, muy arraigado, de que no importa lo que esté pasando, (porque) los humanos tendemos naturalmente a querer refugiarnos en las cosas cotidianas, queremos seguir haciendo nuestras vidas normales, porque es a través de ellas que pensamos que podemos pasar por encima de los periodos de crisis, la rutina nos hace sobrellevarlos", dice el realizador en un encuentro con la prensa.

"Lo que quería retratar en mi película es a la gente que no participa en la guerra porque en la mayoría de las guerras la mayoría de las personas normales no son quienes están peleando. Me dijeron que no lo hiciera como quería hacerlo, que era una situación muy polémica e iba a meterme en problemas", recuerda. El cineasta echó mano de niños para papeles importantes y los dejó actuar de acuerdo a su edad, librándolos de prejuicios adultos. Durante dos años previos al rodaje, el cineasta trabajó con un amigo dramaturgo que realizaba talleres infantiles, dándose cuenta que los pequeños tienen las emociones a flor de piel.

"Hay una escena de la película en la que los niños están jugando futbol y de repente llegan tanques que van entrando, les di completa libertad de trabajar con el diálogo como ellos quisieran", detalla.

"Estaba planeado que los niños se paralizaran en cuanto vieran los tanques, pero llegó el talentoso actor joven que interpreta al personaje de Wissam (Mohamad Dalli) y me dijo que eso nunca sucedería en una escuela primaria y que si esos niños vieran llegar los tanques lo primero que harían sería correr hacia la reja. Claro, yo estaba proyectando una imagen muy adulta de este miedo que genera parálisis mientras que el miedo en los niños puede crear curiosidad al ser muy diferente en ellos", recuerda.

Para la película, Mouaness integró un equipo con todos los sistemas de pensamiento religioso y afiliaciones políticas, con la idea que la historia era propiedad de todos los libaneses. "De alguna manera se instauró un proceso de sanación, había momentos en los que incluso tuvimos que parar la filmación porque se estaba convirtiendo en algo muy real. Había momentos muy intensos y emocionales. "Para los niños que no sabían lo que pasó, fue una forma de conocer el pasado. Algo que me impresiona es que en Líbano no se habla de su historia y si en los libros de historia no quieren escribir de esto, las películas al menos pueden hacerlo", concluye. "1982, el año que cambió el Líbano", se proyectará en Cineteca Nacional y salas de Cinemex.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.