18.000 casos en 24 horas: los contagios crecen a un ritmo sin precedente en Francia

·3  min de lectura
Un hombre recibe una dosis de la vacuna Covid-19 afuera de un camión de vacunación estacionado cerca de su edificio residencial en la ciudad suburbana parisina de Stains, Francia
Anne-Christine Poujoulat

PARÍS.– Francia registró 18.000 nuevos casos positivos de Covid-19 en las últimas 24 horas. Un número inédito y desconcertante, provocado por la variante delta, que puso en alerta máxima a las autoridades políticas y sanitarias.

“Jamás vimos algo parecido. Ni con el Covid [original], ni con la variante inglesa, sudafricana o brasileña”, reconoció el ministro de Salud Pública, Olivier Véran este lunes ante los diputados franceses.

Vacuna contra el Covid-19: cuáles son los países que ya combinan dosis de distintos laboratorios

“Esto quiere decir que se produjo un aumento de la circulación del virus del orden de 150% en una semana”, agregó el ministro, durante una sesión de preguntas al gobierno en la Asamblea Nacional.

El número cotidiano de nuevos casos de infección diagnosticados en el país se situaba en 4151 el lunes por la noche, después de haber superado los 10.000 los tres días precedentes, el nivel más alto desde fines de mayo, según cifras de Salud Pública Francia (SPF).

Varias personas aguardan para recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19, el miércoles 7 de julio de 2021 en Lyon, Francia. (AP Foto/Laurent Cipriani)
Varias personas aguardan para recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19, el miércoles 7 de julio de 2021 en Lyon, Francia. (AP Foto/Laurent Cipriani)


Varias personas aguardan para recibir la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19, el miércoles 7 de julio de 2021 en Lyon, Francia. (AP Foto/Laurent Cipriani)

Como el resto de los países europeos, Francia enfrenta en este momento una reactivación de la epidemia debido a la variante, descubierta en la India, particularmente contagiosa y ya responsable de la mayoría de los nuevos casos. Por suerte, contrariamente a las olas precedentes, la vacunación de cerca del 65% de la población -sobre todo de las personas más vulnerables al virus- ha limitado los casos graves y, sobre todo, las hospitalizaciones.

El domingo, cuando las manifestaciones de unos 140.000 anti-vacunas ocupaban la atención de la opinión pública, Véran había lanzado una primer alerta sobre el avance del virus. “La dinámica epidémica es claramente más fuerte que durante las olas precedentes, aun cuando ahora partamos de muy abajo”, dijo en una entrevista al Journal du Dimanche. A su juicio la tasa de reproducción del virus (el número de personas infectadas por casa caso positivo) “podría alcanzar 2”.

“Resultado: el número de nuevos casos se duplica cada cinco días”, precisó.

Manifestaciones en varias ciudades de Francia contras las medidas de Macron
Sadak Souici


Manifestaciones en varias ciudades de Francia contras las medidas de Macron (Sadak Souici/)

¿Quiere decir esto que la temida cuarta ola de la epidemia ya llegó a Francia? Muchos lo temen. Para algunos especialistas, antes de que termine el verano boreal el país podría registrar entre 60.000 y 120.000 nuevos casos diarios de coronavirus.

La estimación no es exagerada. Es lo que sucede en este momento en Gran Bretaña, país que está 15 días adelantado con relación a Francia en la evolución de la pandemia”, precisa el especialista Damien Mascret.

“Jaque mate”: el nuevo caza furtivo de Rusia para enfrentar aviones militares

Consciente de esa perspectiva, el gobierno francés intenta acelerar la campaña de vacunación. Aplicando la política del incentivo y la coerción, el presidente Emmanuel Macron anunció hace una semana una serie de medidas que van desde la obligación de vacunarse para el personal sanitario, a la extensión del pase sanitario para acceder a la mayoría de los sitios públicos, pasando por el fin de la gratuidad de los hisopados.

El presidente francés Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo en París. (AP Foto/Michel Euler, Pool)
El presidente francés Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo en París. (AP Foto/Michel Euler, Pool)


El presidente francés Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo en París. (AP Foto/Michel Euler, Pool)

La mayoría de esas medidas deben entrar en vigor este miércoles y fueron bien recibidas por el 75% de los franceses. Tanto, que pocas horas después de la alocución presidencial, los centros de vacunación se vieron saturados por los llamados de casi cinco millones de personas que solicitaban una cita para aplicarse la primera dosis de la vacuna y poder así circular libremente durante las vacaciones de verano.

Si todos estuviéramos vacunados, el virus no encontraría a nadie para infectar. Pero aún no lo estamos”, se lamentó el ministro. Según los especialistas, con la primera variante del Covid, era necesario vacunar al 60% de la población para detener la circulación del virus. Con la variante delta, ese porcentaje se eleva a 90%.

Es una cifra muy difícil de alcanzar, a menos de imponer la vacunación obligatoria. Una medida que tanto el gobierno francés como el resto de los responsables de los 27 países miembros la Unión Europea (UE) estudian con seriedad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.