17 cosas que no sabías de Josep Borrell

Laura Riestra
Imagen de archivo de Borrell.

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones español, Josep Borrell, ha sido elegido este martes por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) para ocupar el puesto de alto representante para la Política Exterior comunitaria

Él, un catalán europeísta convencido como pocos de la necesidad de una UE unida, ha accedido a sus 72 años a volver a presentarse a la elecciones europeas, como ya hizo en los comicios de 2004.

Esto es lo que tienes que saber de él.

1.- Nació en La Pobla de Segur, Lleida, 1947.

2.- Es ingeniero aeronáutico licenciado por la Universidad Politécnica de Madrid y doctor en Ciencias Económicas por la Complutense.

3.- Tiene un máster en Investigación Operativa por la Universidad de Stanford (California) y otro en Economía de la Energía por el Instituto Francés del Petróleo de París.

4.- Se casó con Cristina Narbona, tras veinte años de relación, en noviembre de 2018.

5.- Tiene dos hijos fruto de su anterior matrimonio con la francesa Carolina Mayeur.

6.- El salto a la política lo da en 1975, cuando ingresa en las filas del PSOE.

7.- Tras la victoria socialista en las elecciones generales de 1982, Borrell es designado secretario general del Presupuesto y Gasto Público.

8.- En febrero de 1984 pasa a ser un “temido” secretario de Estado de Hacienda: incidió en la lucha contra el fraude fiscal y no le tembló el pulso a la hora de levantar expedientes a figuras de renombre como Lola Flores, Pedro Ruiz o Marujita Díaz.

9.- Suya es la frase de: “No sé si alguien le echará una manita pero puedo asegurar que a Hacienda le da igual que el contribuyente se llame Lola Flores o Juan Pérez”. Tiraba de ironía para responder a la ya famosísima rueda de prensa en la que Lola Flores reconoció su culpabilidad y pidió a Felipe González que le echara “una manita” para aliviar su deuda con Hacienda.

10.- En 1991 fue nombrado ministro de Obras Públicas, donde se mantuvo hasta que el PSOE fue desalojado del poder...

Sigue leyendo en El HuffPost