Unos 17.000 votos fueron afectados por fallo en Maricopa y serán contados hoy

Washington, 9 nov (EFE).- Unos 17.000 votos de las elecciones de medio mandato en EE.UU. fueron afectados por los fallos que se registraron en varias máquinas del condado de Maricopa, en el estado de Arizona, pero fueron trasladados a la junta central electoral y serán contados este miércoles.

"Son unos 17.000 votos los que no pasaron por la máquina de lectura en el centro de votación", explicó el presidente de la Junta de Supervisores del condado, Bill Gates, en una entrevista con CNN.

Unos votos que "han estado seguros desde que fueron colocados en la caja tres", un buzón seguro que tienen los centros de votación, y "fueron transportados por una junta bipartidista, republicana y demócrata, hasta la instalación central de conteo", detalló.

Este miércoles comenzarán a contarse, igual que unas 90.000 papeletas que llegaron por correo y las que vayan a llegar durante los próximos días, siempre y cuando fueran enviadas antes de esta noche.

Lo sucedido en Maricopa, el segundo mayor distrito electoral de Estados Unidos, fue uno de los pocos incidentes de las elecciones de medio mandato celebradas el martes en Estados Unidos, que decidirán la composición de las dos cámaras del Congreso.

A primera hora de la mañana se conoció que los tabuladores, que leen las papeletas, en alrededor de 60 centros de votación estaban registrando problemas, una situación que hizo que el Comité Nacional del Partido Republicano pidiera que las urnas estuvieran abiertas más tiempo.

Una petición rechazada por un juez que argumentó que la corte no tenía evidencia de que hubiera votantes a los que se les impidiera ejercer el derecho al voto.

La candidata republicana a la gobernación de Arizona, Kari Lake, y el candidato republicano al Senado Blake Masters formaron parte de la demanda.

El condado de Maricopa se encuentra en la mira a nivel nacional desde las elecciones presidenciales de 2020, por el surgimiento de varias teorías conspirativas que aseguran que existió fraude electoral durante la votación.

La propia candidata republicana a la gobernación, Kari Lake, una de las candidatas apoyadas por el expresidente Donald Trump (2017-2021), llegó a decir en campaña que solo reconocería el resultado de las elecciones si era ella la que ganaba.

Aunque los datos son todavía muy preliminares, con un 66 % del voto estimado, sería la demócrata Katie Hobbs quien lograría la gobernación del estado, con el 50,3 % de los apoyos.

También saldría victorioso el candidato demócrata al Senado, Mark Kelly, que cuenta con un apoyo estimado del 51,4 %.

"Todos los que se presentaron ayer con una identificación válida, porque tenemos una ley de identificación de votantes aquí en Arizona, tuvieron la oportunidad de votar en una papeleta y ese voto se contará", insistió Gates este miércoles.

El funcionario pidió disculpas "por las molestias con las que la gente tuvo que lidiar ayer" pero esto "no debe usarse para cuestionar la integridad de las elecciones", apuntó.

(c) Agencia EFE