Los 169 migrantes rescatados por Open Arms esperan un puerto

Agencia EFE
·1  min de lectura

Roma, 1 ene (EFE).- Los 169 migrantes, en su mayoría eritreos, rescatados el 31 de diciembre en el Mediterráneo central por el barco Open Arms, de la homónima ONG española, se encuentran en buenas condiciones de salud y esperan a que algún país europeo les autorice un puerto en el que desembarcar.

La ONG explicó en una nota que los salvados están "en buen estado de salud, a pesar incluso de haber sido sometidos a pruebas físicas y psicológicas". Hay doce mujeres, seis niños y otros 40 menores que viajan solos.

El barco de madera en el que intentaban llegar a Europa zarpó de la ciudad libia de Sabratha, a unos 60 kilómetros de Trípoli, en la mañana del 30 de diciembre.

El 31 de diciembre, el barco Open Arms recibió un aviso del teléfono de ayuda a migrantes Alarm Phone de que había un barco a la deriva y la ONG se dirigió a la zona.

El Open Arms avisó a las autoridades competentes y hacia las 17:45 horas locales de la tarde comenzó las operaciones de rescate.

La embarcación de la organización catalana había zarpado de Barcelona el 23 de diciembre para cumplir su misión número 79.

La ONG ha criticado en el comunicado la actitud de los países europeos, que son incapaces "de asumir la responsabilidad de proteger los derechos y la vida".

"Las fronteras, las del mar y las de la tierra, y el trágico destino de quienes intentan cruzarlas, exigen una profunda reflexión sobre nuestro papel como ciudadanos y sobre la necesidad de actuar como tales para la defensa de los derechos fundamentales de todo ser humano y para la construcción de una comunidad más justa y solidaria", han apuntado.

(c) Agencia EFE