“1400 personas tiradas”: duro reclamo de las líneas áreas para que las reciba Cafiero

·4  min de lectura
"Las últimas decisiones unilaterales por parte del gobierno están aislando aún más al país", dijo IATA
Fabián Marelli

A cuatro días de que venza la decisión administrativa 643/2021 que dispuso el cupo de ingreso de 600 pasajeros internacionales diarios y a siete de que las líneas aéreas se queden sin programación autorizada por la ANAC, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) insistió en reunirse con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

La semana pasada IATA canceló una reunión con el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, porque Cafiero no iba a asistir y para ellos es “el principal responsable de la toma de decisiones y signatario de la decisión administrativa 643/2021″, que dispuso el cupo de 600 plazas.

Vacunas. ¿Cuánto cuesta cada una? Pagos millonarios, una conducta inusual y números que encienden polémicas

“Es imprescindible que se establezcan con el Gobierno los requisitos de forma coordinada y previsible que permitan a la industria operar de forma estable, mientras que siga la pandemia. Así se podrá traer de vuelta a los miles de pasajeros afectados por las restricciones impuestas el 25 de junio. Esta normativa establece una reducción del 70% de la capacidad diaria anterior de 2000 pasajeros que pueden ingresar al país y cada día que pasa, está dejando literalmente tiradas a unas 1400 personas en diversos lugares del planeta. Si esta medida sigue en pie puede que se demoren semanas, incluso meses, en poder subirse a un avión por las reprogramaciones”, afirmó IATA en un comunicado.

Según la asociación la incertidumbre es máxima, ya que, a 10 días de haberse decretado esta medida, el Gobierno argentino no ha autorizado todavía ninguna operación aérea posterior al 12 de julio e incluso se desconoce si extenderá las limitaciones actuales de los vuelos a partir del 9 de julio.

“Lo único que tenemos claro hasta ahora es que los vuelos autorizados no alcanzan para poder traer de vuelta a los miles de pasajeros varados. La programación de vuelos en el mundo se hace con meses de anticipación, pero en la Argentina hay aprobaciones que han llegado incluso un día antes y así se hace muy difícil operar, por lo que es de esperar que más aerolíneas suspendan temporal o definitivamente sus operaciones en este mercado”, indicó Peter Cerdá, vicepresidente regional de IATA para las Américas.

El ejecutivo señaló que la industria quiere ser parte de la solución y que por ello han “hecho todo lo posible para seguir ofreciendo una conectividad aérea esencial hacia y desde la Argentina, un destino importante, donde un enorme porcentaje de su población tiene vínculos directos con el extranjero”. “Antes de la pandemia se operaban 155 vuelos internacionales diarios y ahora hay tres o cuatro. Las últimas decisiones unilaterales por parte del gobierno están aislando aún más al país, poniendo en riesgo la valiosa contribución que hace este sector a nivel social y económico. Necesitamos decisiones claras y previsibles para poder operar y cumplir con los pasajeros y eso es lo que estamos pidiendo”, dijo.

Para IATA, las medidas deben imponerse en función del riesgo y hay estudios que han demostrado que la probabilidad de transmisión en toda la cadena de viaje es baja, gracias a la aplicación de los protocolos de bioseguridad. “El virus puede ser endémico y si hoy estamos en alerta por la variante delta, es probable que después vengan otras, por eso hay que aprender a convivir con el Covid-19. Las medidas eficaces tienen que ver con la prevención y el control, por medio de una mayor vacunación de los ciudadanos y un seguimiento más eficiente de las personas que ingresan al país, respectivamente. Y no por medidas restrictivas y de cierre, que no podrán tener continuidad por su falta de sostenibilidad y los daños que provocan”, enfatizó.

Por último, dijeron que las restricciones actuales también impactan a la carga aérea, dado que alrededor del 70% de las mercancías del mundo, entre otros insumos básicos y urgentes como órganos, medicamentos, implementos médicos, vacunas y equipos, se trasladan en las bodegas de los aviones de pasajeros.

Ayer la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (Jurca) también pidió que Cafiero reciba a las líneas aéreas mediante una solicitada.

Fuentes del sector dijeron que el estado de situación es que “nadie del Gobierno habla con las líneas aéreas que se enteran de todo por los diarios o peor: tienen una reunión un martes donde les prometen que todo seguirá igual y al viernes siguiente sale una nueva restricción”.

Según la industria, son unos 17.000 los argentinos varados en el exterior por la restricción oficial. En el Gobierno amplían a 45.000 personas esa cifra, aunque no los considerados varados.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.