Más de 13 mil tests y 60 fallecidos: estos son los números oficiales de coronavirus en Argentina

Este miércoles las autoridades del Ministerio de Salud brindaron, una vez más, su reporte diario acerca de la situación que vive actualmente la Argentina.

Según esa información, la cantidad total de casos confirmados en el país es de 1.715, lo cual pone a la Argentina e una posición intermedia entre los países vecinos -hay algunos con pocos casos, como Uruguay, y otros con miles más, como Brasil-. Esto significa que la incidencia de la enfermedad es de 3,8 casos cada 100 mil habitantes.

La edad media de afectación es de 45 años; del total de casos el 44% son mujeres y el 56%, hombres, aunque todavía no hay evidencias de que el virus afecte de manera específica a uno de los dos géneros.

Las autoridades informaron, además, que el 43% de los casos están relacionados a un antecedente de viaje, lo cual implica que se habrían contagiado el virus en alguno de los países afectados. El 34% ha tenido contacto con un caso positivo de COVID-19 y solo el 12% tiene el virus por transmisión comunitaria, que es precisamente lo que se trata de evitar con el aislamiento preventivo y obligatorio vigente hasta el momento. Es importante tener en cuenta que ese tipo de transmisión se observa, según explicaron los funcionarios de Salud, en el área metropolitana de Buenos Aires, en Ushuaia, en Chaco y en algunas ciudades de las provincias de Córdoba y Santa Fe.

El total de fallecidos en Argentina actualmente asciende a 60 personas. Así, la tasa de letalidad es del 3,6%, casi dos puntos por debajo de la que detenta Brasil (5,5%). El promedio de edad de las víctimas fatales es de 74 años, es decir que la mayoría se encontraba dentro de la población que se considera de mayor riesgo.

Por último, el funcionario aclaró que ya se han hecho 13.330 tests en todo el país. Esto significa que se han realizado 294 por millón de habitantes. Esos testeos permitieron descartar hasta el momento 10.438 casos.

A su vez, en el reporte diario la Lic. Carla Mazzotti hizo hincapié en la necesidad de reservar los barbijos quirúrgicos y especiales para los profesionales de la salud, que son quienes están más expuestos y quienes, al mismo tiempo, se tienen que proteger con mayor cuidado.

La especialista explicó, además, que los tapabocas caseros deben tener varias capas de tela, deben ajustarse a la cara, que son de uso individual y que tiene que ser de un material que permita lavarlo y reutilizarlo. Al mismo tiempo, indicó que el uso de este tipo de protección no reemplaza el resto de las medidas de seguridad que se han recomendado hasta el momento -aislamiento, distanciamiento, lavado de manos, limpieza de superficies, ventilación de ambientes-. 

En relación al virus puntualmente, las autoridades sanitarias comunicaron que el Instituto Malbrán pudo construir tres genomas del virus, que se extrajeron de pacientes infectados actualmente. Este dato permite conocer cuáles son las cepas que están afectando a la población argentina, lo cual resulta muy importante al momento del diseño de una vacuna, ya que se conocen con certeza los detalles del virus que está presente en el país.