Más de 120 migrantes acusan "secuestro" y engaño del INM en Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., mayo 11 (EL UNIVERSAL).- Al menos 123 migrantes centroamericanos, entre ellos 30 mujeres, que participaban en la caravana que salió el pasado lunes de Tapachula, Chiapas, con destino a la Ciudad de México, señalaron que fueron engañados por el Grupo de Protección al Migrante, que los trasladó a la estación migratoria que se ubica en la capital oaxaqueña.

Los centroamericanos, ciudadanos de países como Haití, Cuba y República Dominicana, que marchaban hacia la Ciudad de México para regularizar su estancia migratoria en México, aceptaron abandonar la tarde de ayer martes la caravana porque autoridades migratorias les ofrecieron entregarles visas humanitarias en la ciudad de Oaxaca.

Fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM), señalaron que los 123 migrantes fueron trasladados en dos autobuses desde el municipio chiapaneco de Huehuetán, cercano a Tapachula, hasta la estación migratoria de la capital oaxaqueña, donde llegaron poco después de las 23 horas de ayer martes.

Por la mañana de este miércoles, varios migrantes compartieron un par de videos donde denunciaban que habían sido engañados, que, en lugar de recibir la visa humanitaria, se sentían secuestrados y detenidos en la estación migratoria de Oaxaca. En el mensaje de auxilio, expresaron que temían por su integridad.

"Estamos en una sede de Migración en Oaxaca, donde están realizando un procedimiento donde dicen que van a arreglar nuestro proceso migratorio, pero no veo nada, Están queriendo separar a las familias por grupo, para debilitarnos. Nos tienen encerrados, hay grupos antimotines en la parte de afuera y tememos por nuestra seguridad. Esto parece más que todo un secuestro, nos engañaron", se escucha en el video.

Fuentes de Migración informaron que el proceso de regularización tarda varios días y la aprobación para que obtengan la visa humanitaria depende de distintos requisitos, y quienes no los reúnan, se les deporta. En el llamado de auxilio difundido hoy, los migrantes denunciaron que estaban separando a las familias. Entre los 123 centroamericanos que abandonaron la caravana se encuentran unos 15 menores de edad que viajaban con sus familiares, quienes fueron trasladados a la Oficina de Regularización Migratoria para Niños que tiene el INM en la capital oaxaqueña y quedaron bajo la protección del DIF municipal. El procedimiento de regularización será igual, si no reúnen los requisitos, serán deportados.

Poco después de las dos de la tarde de este miércoles las autoridades migratorias permitieron la salida de cuatro mujeres embarazadas, junto con sus esposos, para que acudan a una oficina del INM y tramiten su visa humanitaria. El resto sigue en la estación migratoria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.