12 de Octubre - Rosario Central: el Canalla tropezó como visitante en su estreno en la Copa Sudamericana

Pablo Casazza
·3  min de lectura
Ya partió el zurdazo de Velázquez; será el 1-0 para 12 de Octubre frente a Rosario Central
NORBERTO DUARTE

El proceso de Cristian González al frente de Rosario Central está siempre en evaluación. Respiró tras las victorias sobre Banfield y Aldosivi en el torneo local, y parecía volver todo a la normalidad. Lo cierto es que en Paraguay, ante 12 de Octubre, un equipo de menor jerarquía, lejos estuvo de mostrar una versión adecuada y la derrota lo deja en un lugar incómodo. La derrota lo complica en un grupo en el que, junto con San Lorenzo (enfrenta este miércoles a Huachipato de Chile) son, en principio, los candidatos para ocupar el primer lugar.

¿Mereció ganar 12 de Octubre? De ninguna manera. Hizo un partido correcto dentro de sus limitaciones, y acorde con su idea. En una de las dos oportunidades que dispuso, golpeó y dejó al rival desorientado. Profundizó esa caída.

Argentinos Juniors - Nacional: el Bicho festejó con una victoria en La Paternal su regreso a la Copa Libertadores

¿Mereció perder Central? Probablemente no. Estuvo casi en la misma sintonía de sus últimas actuaciones, pero no logra ser sólido. Y se vuelve de Paraguay con muchas dudas.

Rosario Central volvió a los torneos internacionales con una derrota en Luque
NORBERTO DUARTE


Rosario Central volvió a los torneos internacionales con una derrota en Luque (NORBERTO DUARTE/)

El primer tiempo fue soporífero. Nada por el lado de 12 de Octubre y casi nada de Rosario Central. Cada uno con sus esquemas tácticos muy claros, aunque sin sacarse ventaja. Es cierto que el visitante fue levemente superior desde el mejor manejo de sus jugadores. El criterio de Vecchio, las subidas de Gastón Avila por el sector izquierdo, y la movilidad de Gamba y Ruben para obligar a la defensa rival.

Kily González viene repitiendo un esquema con Vecchio por el eje central, casi en posición de cinco, que le da dispares resultados. Hay un buen inicio de jugada, pero falta un eslabón en tres cuartos. Vecchio queda lejos de esa posición. En la noche de Paraguay eso quedó demostrado. Al menos en el primer tiempo. Preciso y lento para salir y poco cambio de ritmo. Ferreyra intenta, pero no impone, Zabala abre, pero no desborda.

El 4-4-2 compacto e intenso del equipo del ex River, Pedro Sarabia, le complicó ese andar a su rival y lo controló bien en líneas generales. El duelo fue muy claro durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Central llegó algo mas de peligro, pero en cuenta gotas. Primero Ruben, que cabeceó incomodo en el área chica luego de un centro de Avila desde la izquierda que bajó Zabala. La segunda fue un cabezazo de Lucas Gamba que sacó bien Mauro Cardozo, luego de un control sostenido y de presión en tres cuartos de ataque.

Los paraguayos apenas inquietaron con un remate de Richard Salinas desde la medialuna del área que con tiempo y espacio se la dio a las manos de Broun. Todo una postal de la anemia ofensiva de 12 de octubre en ese período. Sobre el final, Pupi Ferreyra no pudo controlar bien cuando entraba cara a cara con el arquero rival y su tiro fue contenido sin problemas.

El festejo de Velázquez, autor del 1-0
NORBERTO DUARTE


El festejo de Velázquez, autor del 1-0 (NORBERTO DUARTE/)

En complemento fue la continuidad del primero. Decididamente malo por parte de ambos. En esa ecuación, el local se sentía mas cómodo. Desde el minuto uno la responsabilidad era exclusiva del canalla.

En medio de ese desierto de ideas el local se puso en ventaja. A los 69, Pablo Velázquez encontró una pelota, giró para su perfil y sacó un zurdazo seco que se metió junto al palo. Broun solo atinó a mirar.

Facundo Campazzo: del arranque pésimo a un final con fiesta, en el alocado triunfo de Denver sobre Memphis en dos suplementarios

Desde el gol Central fue con todo con la herramienta de tirarle centros a Ruben y a los marcadores centrales que iban a área en cada oportunidad. Refrescó el ataque con Martinez Dupuy y Marinelli, dos productos de la cantera, pero tampoco sacó rédito.

Los últimos quince empujó a su rival, que se fue metiendo cada vez mas cerca de su arquero defendiendo la ventaja. Mas allá de algún susto, 12 de Octubre se bancó el vendaval, y dio la sorpresa.