Tras 12 días hospitalizada, da negativo a COVID-19 y sale del Autódromo

Por Omar Ocampo

México, 5 Jun (Notimex).- Después de 12 días de permanecer hospitalizada en el Autódromo Hermanos Rodríguez, habilitado como nosocomio para atender casos leves de COVID-19, resultó que María del Pilar Espinoza López, con 61 años de edad, dió negativo a coronavirus.

Los familiares esperan su salida en la Puerta 6 del inmueble ubicado en la alcaldía Iztacalco para llevarla a su domicilio, en Chimalhuacán, Estado de México. Trajeron una camioneta tipo Van para que vaya cómoda.

En entrevista con Notimex, su sobrina narró como la tía, ama de casa, decidió internarse en el hospital de expansión del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) luego de que le dolía el pecho.

Lo que comenzó como una gripa una semana antes de su internación, se agravó a la falta de respiración. Estuvo bajo tratamiento de dolor de garganta, pero no mostró mejoría.

Tras recorrer varios consultorios en el Estado de México, ninguno quiso atenderla, por lo que ella misma sugirió que la trasladaran a la capital del país.

Cuando ingresó a las instalaciones del Autódromo habilitadas como hospital, los médicos del IMSS le dijeron que iba a estar en observación tres días, pero su estado de salud empeoró y el tiempo se alargó al cuádruple.

Aunque la sobrina, quien optó por el anonimato, no ha hablado con María del Pilar dice que aparentemente fue bien atendida, lo "único malo" -dice- es que tardan para dar informes.

Recordó que el primer parte médico se lo dieron después de 48 horas de haber ingresado. "La verdad tuvimos que venir directamente, ellos piden que se quede uno en casa, el problema es que no podemos quedarnos porque no nos hablan, es una angustia, queremos saber cómo se encuentra".

La espera de información de algún familiar es de hasta cinco horas después de que se pregunta por el estado de salud en la caseta de seguridad.

"Y es poco lo que te dan de información, solo te dicen 'está bien, está mal, quédese en su casa', es lo único", reclamó la sobrina.

Luego de aplicarle varias pruebas de COVID-19 a María del Pilar, todas dieron negativo y resultó en un cuadro de neumonía atípica, lo que reconfortó a la familia.

Ahora, la paciente puede continuar con el tratamiento en su casa y tendrá que tener acceso a oxígeno, refirió su sobrina.

-Fin de nota-

NTX/OOO/MAC