Son 11 los policías presos en Chile por mega fraude al fisco

Agentes de la policía antidisturbios chilena durante una protesta en Santiago de Chile, el 22 de marzo de 2016 (AFP/Archivos | Martin Bernetti)

La justicia chilena dictó este miércoles prisión preventiva para dos oficiales de alto rango de la Policía, elevando a 11 los uniformados que permanecerán encarcelados tras ser acusados de participar en el mayor fraude descubierto hasta ahora en la institución.

El séptimo juzgado de Garantía "decreta prisión preventiva de cuatro imputados por considerar su libertad un peligro para la sociedad", informó el Poder Judicial en su cuenta en Twitter.

Claudio Venegas y César Fernández, dos de los imputados con prisión, eran oficiales de alto rango de Carabineros de Chile, mientras que Patricio Morales y Jaime Valenzuela son civiles que participaron en las maniobras de desfalco que dieron lugar al mayor fraude detectado en la institución.

El caso estalló en marzo y hasta ahora se ha logrado determinar que mediante "maniobras destinadas a evadir los controles internos y externos los imputados lograron apropiarse de al menos 16.500 millones de pesos chilenos, unos 25,2 millones de dólares.

La justicia hasta ahora ha decretado la prisión de 11 policías y tres civiles, en un mega fraude conocido como 'milicogate'.

En la audiencia de este miércoles se fijaron, además, medidas cautelares -como arresto domiciliario y prohibición de salir del país- a otras 11 personas.

Según la acusación de la Fiscalía difundida por el Poder Judicial, entre 2006 y 2007 "los imputados se asociaron y organizaron con el fin de cometer el delito de malversación de caudales públicos", tras adulterar registros en las bases de datos de la Policía para transferir dineros estatales a cuentas de oficiales activos o en retiro, familiares y civiles, justificando esos movimientos como remuneraciones y viáticos, entre otros.

La investigación se abrió en la región de Magallanes, unos 2.200 kilómetros al sur de Santiago, lugar donde se dieron las primeras denuncias.

Las primeras formalizaciones se realizaron en marzo y la Fiscalía tendrá cuatro meses a partir de esa fecha para culminar la investigación en la que podrían ser imputadas más de 50 personas.