Más de 100 propuestas: la especialista argentina que recomienda los “must” de la gastronomía de Punta del Este

Carla Tchintian, las dos guías que publica, "Dónde comer" y "Dónde dormir"
Carla Tchintian, las dos guías que publica, "Dónde comer" y "Dónde dormir" - Créditos: @Natalia Ayala

PUNTA DEL ESTE (Enviada especial).- Los días grises en el verano son, para muchos, sinónimo de salida gastronómica. En La Linda, un restaurante y café con bakery en Manantiales, las mesas están repletas. Mientras degusta un yogur casero, María Teresa Arida, una de las dueñas, recibe a LA NACION e introduce a una persona sin escatimar en halagos. “Hace el trabajo extraordinario de descubrir a las personas con propuestas, mini o grande, en todos los barrios. Fuera de temporada, sobre todo”, afirma. Así describe a Carla Tchintian, más conocida como “Como pez en el agua”.

Locura por la selección en la playa: el nuevo ídolo de los chicos y el carro de choclos con el que todos quieren sacarse una foto

Tchintian, de 41 años, sonríe mientras sus hijos revolotean a su alrededor. En el café se siente en casa. Desde hace cinco años, en Punta del Este –el lugar que eligió como hogar desde hace casi una década- la especialista en gastronomía y hotelería se dedica no solo a generar recomendaciones de restaurantes, sino a contar sus historias. Ese resumen se publica en forma de dos guía, con el título Dónde comer y Dónde dormir, Como pez en el agua.

Como pez... se tratar de mostrar el contendido de Punta del Este”, explica Tchintian, y refuerza: “Es una forma de retribuirle a esta cuidad lo bien que nos recibió a Luis [su marido] y a mí”.

Carla Tchintian, la especialista detrás del proyecto Cómo pez en el agua
Carla Tchintian, la especialista detrás del proyecto Cómo pez en el agua - Créditos: @Natalia Ayala

Tchintian llegó a Punta del Este hace ocho años en busca de un cambio de vida junto a su marido, Luis Rivero Haedo, con quien comparte la misma pasión por la gastronomía. “Siempre nos planteamos que cuando fuéramos grandes viviríamos en el mar. ¿Por qué no hacerlo cuando somos jóvenes? Así que nos vinimos para acá”, recuerda. “Hoy es nuestro lugar en el mundo”, resume.

Instalada en la playa Montoya, entre La Barra y Manantiales, Tchintian dejó atrás una carrera con experiencias como responsable de las operaciones de los restaurantes de los hoteles de Four Seasons y de Faena. Ya en Uruguay durante un tiempo ocupó el cargo de gerente de Alimentos y Bebidas en The Grand Hotel, en Punta del Este, rol que cambió para pasar a desempeñarse como asesora para restaurantes y marcas del rubro.

La idea

“Tengo huéspedes que no saben dónde ir, si no consiguen qué hacer se van a ir de Punta del Este”, le advirtió un gerente de un hotel desesperado en busca de consejos. Tchintian se sorprendió por el vacío informativo y empezó con la guía que hoy ya acumula casi cien propuestas gastronómicas.

El enfoque es particularmente atractivo para los restaurantes, porque Tchintian no solo habla del lugar y de lo que proponen, sino también del perfil de los emprendedores. Las redes sirven como catapulta para contar historias que ponen nombre y apellido a los platos. El resultado de todo eso es la guía que se publica cuando llega el verano.

Carla Tchintian
Carla Tchintian - Créditos: @Natalia Ayala

Tchintian enfatiza que todos los que visitan Punta del Este ya están familiarizados con que es un lugar de playas divinas, pero faltaba posicionarlo por su ruta gastronómica que en los últimos años entró en expansión. “No me considero una crítica gastronómica, simplemente muestro las propuestas que hay para todos los gustos y presupuestos” , explica.

En los años previos a la pandemia, la gastronomía esteña –advierte Tchintian– se caracterizaba por ser mucho más fuerte en la zona de la Península, destinadas a atender al paladar variado, sobre todo brasileño y argentino. “Había como una similitud en las cartas. Tenían miniaturas de pescado, croquetas, todos tenían propuestas parecidas, aunque, por supuesto, había algunos que se destacaban”, explica.

Y sigue: “El rol de la guía Dónde comer en Punta del Este era sacar a la gente de los lugares típicos, de los clásicos. Porque había otros gastronómicos con propuestas que contar”.

La crisis sanitaria y la llegada masiva de argentinos tuvo particular influencia en la escena gastronómica esteña. “Durante la pandemia, la cocina de producto comienza a tomar protagonismo, ni que hablar con los cafés, que empezaron a abrir muchísimos. Antes no existía que hubiera un café abierto fuera de temporada, eso es influencia de argentinos”, sostiene.

Cinco años después de la primera guía –a la que posteriormente también se sumaron las recomendaciones sobre Dónde dormir en Punta del Este- el gobierno uruguayo reconoció el aporte de Tchintian al declararlo de interés turístico por Uruguay Natural.

“Me emocioné mucho, porque siempre el objetivo principal de Como pez en el agua es dar contenido” , confiesa, y resume: “Lo difícil es ayudarnos durante el año, justamente para que sea lo más atemporal posible. Trato de ser lo más genuina posible, para que le sirva al gastronómico y que le sirva al cliente”.

Recomendaciones

Ante el pedido de LA NACION, Tchintian hizo una selección de sus recomendaciones para los lectores. Así planteó una sugerencia para un minirecorrido, con novedades y clásicos del Este.

“El boom de los cafés: Proa Café, Picniqueria, Zunino, Alison, La Linda Bakery, Panaderia Ji”, comenzó, y siguió: “Crepas es una propuesta para disfrutar todo el día. Allí se encuentran café, ensaladas, platos, jugos, y por supuesto, ¡crepas! Es una marca que nació en La Barra y hoy está en el mundo”.

En José Ignacio, Tchintian recomendó el local Tres. “Es lo nuevo y lo rico”, enfatizó, mientras que también hizo mención al clásico Mostrador Santa Teresita, de Fernando Trocca. “Colores y sabores”, resumió.

Y cerró: “Sugiero que conozcan Elmo, con sus pizzas y lucecitas, en Manantiales”. Además, invitó a los lectores a degustar el pop-up de Picniqueria en el Museo de Arte Contemporáneo Atchugarry (MACA).

La guía completa