1 / 10

La grutas de cristal, en Tekax

La gruta es para aquellos que aman la aventura, estar en contacto con la naturaleza y que no tienen miedo de ensuciarse un poquito, o más bien un muchito… Las cascadas minerales de sorprendentes colores y brillo como de joyas, enormes cortinas de roca e increíbles formaciones, son únicas en todo México. Para llegar debes descender unos cincuenta metros a través de la entrada en forma de caracol, utilizando escalones hechos con llantas viejas y ayudándote de sogas, para finalmente llegar a tres grandes bóvedas y a un túnel estrecho por el que debes deslizarte 300 metros. Las cascadas de minerales brillan espléndidas en cuanto las toca la luz de las lámparas. El recorrido es de casi ocho kilómetros y puedes pasar varias horas en el subsuelo (más o menos unas nueve). Instagram: gdtcampos

Los 10 secretos mejor guardados de la Península de Yucatán

Por: Claugiann y Giovanni