Siete de cada 10 maestros de Texas han considerado renunciar en 2022

·2  min de lectura

Los Ángeles, 9 ago (EFE).- El 70% de los maestros en Texas han considerado seriamente renunciar en 2022 debido a que bajó la moral por el estrés, la pandemia y la percibida pérdida de apoyo por parte de de autoridades y padres de familia, de acuerdo con una encuesta de la Asociación de Maestros del Estado de Texas (TSTA).

Ese es el porcentaje más alto registrado en la encuesta sobre la labor y la moral de los maestros, que la Asociación ha realizado sobre las preocupaciones de los maestros de Texas durante más de 40 años.

Ovidia Molina, presidenta de TSTA, explicó en un comunicado que aunque el estrés por la pandemia contribuyó a la baja de la moral de los maestros en Texas, este no es el único factor.

”La remuneración inadecuada, los ataques políticos a los educadores y el fracaso de los líderes estatales al proteger la salud y la seguridad de los estudiantes y empleados escolares también se han combinado para reducir la moral de los maestros al nivel más bajo en la memoria reciente”, destacó Molina.

La encuesta indica que la gran mayoría de los maestros “creen que han perdido el apoyo de los líderes estatales elegidos, así como de padres”.

Por ejemplo, 85 % de los maestros encuestados dijeron no creer que los líderes estatales y los legisladores tuvieran una opinión positiva de los educadores, un aumento significativo respecto al 49 % de los maestros encuestados en 2018, cuando se hizo la anterior encuesta.

“Por razones políticas, el gobernador Greg Abbott ha estado tratando de abrir una brecha entre padres y maestros, y esto lastima a los maestros y a sus estudiantes también, y amenaza el futuro de la educación pública en Texas”, consideró Molina.

Alrededor de 94 % de los encuestados dijeron que el estrés en su vida profesional aumentó durante la pandemia, y 84 % que su carga de trabajo y requisitos de planificación aumentaron.

El 51 % advirtieron que el apoyo de los administradores de su escuela cayó durante la emergencia sanitaria.

Además, 82 % dijeron haber experimentado más presiones financieras durante la pandemia. El salario promedio de los 688 maestros encuestados fue de 59.000 dólares al año.

Cuatro de cada 10 maestros (41 %) reportaron que tuvieron trabajos adicionales durante el año escolar para cubrir las necesidades financieras de sus familias, y 55 % tenían trabajos de verano.

Molina advirtió que la baja de moral “pone en peligro” el sistema de escuelas públicas de Texas. “Muchos de estos maestros no estarán en nuestras aulas este otoño, y para otros, es sólo cuestión de tiempo”, subrayó.

La encuesta se realizó entre la primavera y el verano de este año. No está claro cuánto influyó en las respuestas de los profesores el tiroteo de la primaria Robb, en Uvalde, que se saldó con la muerte de 19 niños y dos maestras.

(c) Agencia EFE