Las 10 cláusulas más raras de los futbolsitas

Miguel A. Sánchez

Las cláusulas de rescisión suelen ser protagonistas en los contratos. Cuánto se debe pagar para que el futbolista pueda salir del club. A veces son muy cortas, otras números desorbitados. Sin embargo, este artículo no va a hablar de ellas. Olvídense de los números. Los clubes añaden otros tipos de cláusulas a los contratos de los futbolistas que inciden más en excentricidades y vida personal.


1. Stefan Schwarz - Prohibido irse al espacio

Stefan Schwarz

Stefan Schwarz empezó a soñar con el espacio estelar cuando jugaba en el Valencia. En 1999 no se fue a las estrellas, pero sí al Sunderland. Los ingleses quisieron asegurarse de que esos pensamientos no les perjudicarían y añadieron una cláusula a su contrato: si se iba al espacio, se acababa su contrato.


2. Dennis Bergkamp - Prohibido viajar por los aires

Norwich v Arsenal

A veces las cláusulas las ponen los clubes, otras los jugadores. Dennis Bergkamp odiaba subirse a un avión, tenía pánico a volar. Se aseguró de que, por contrato, nadie pudiera obligarle a viajar por los aires. A veces se perdía los partidos europeos como visitante, otras salía antes y los hacía en coche o barco.


3. Rafael Van der Vaart - Prohibido el rojo

Sporting Gijon v Real Betis Balompie - Copa del Rey: Round of 32

Rafael Van der Vaart fichó por el Real Betis en el regreso de lo verdiblancos a Primera División. Los del Benito Villamarín no querían que el futbolista tuviera nada que ver con el Sevilla y por eso le prohibieron lucir el rojo en sus zapatillas.


4. Ronaldinho - 2 fiestas semanales

Sony Music Latin Celebrates Its Artists At Their Annual Latin Grammy After Party

Ronaldinho ama el fútbol, pero también la noche y la fiesta. Tras sus muchas y controvertidas polémicas, el futbolista quiso terminar con esto en el Flamengo. Exigió que, por contrato, le dejaran salir dos noches por semana.


5. Mario Balotelli - No a la violencia

West Bromwich Albion v Liverpool - Premier League

Mario Balotelli no tiene buena fama. El italiano ha protagonizado muchos actos antideportivos y los clubes tienen miedo a su actitud. El Liverpool le colocó una cláusula por la que recibía 1 millón de libras si no era expulsado más de tres veces por conducta antideportiva en una temporada.


6. Neil Ruddock - Más peso, menos salario

Neil Ruddock

Neil Ruddock llegó al Crystal Palace en el final de su carrera y el equipo tenía miedo de que se dejara llevar. Simon Jordan, el presidente, impuso una cláusula por la que debería pagar el 10% de su salario de multa si superaba los 99,8 kg.


7. Roberto Firmino - Anti-Arsenal

Liverpool FC v Atletico Madrid - UEFA Champions League Round of 16: Second Leg

Todo empezó con Luis Suárez. El Liverpool estaba obligado a negociar con cualquier club que ofreciera más de 40 millones por el uruguayo. El Arsenal ofreció 40.000.001. No sentó bien a los de Anfield y lo tuvieron en cuenta con la compra de Firmino. El brasileño tiene una cláusula de 98 millones... siempre que el club interesado no sea el Arsenal.


8. Giuseppe Reina - Casa por año

Giuseppe Reina

Giuseppe Reina firmó por el Arminia Bielefeld y exigió que le construyeran una casa nueva cada temporada. No especificó tamaño y el club le trolleo. Reina se llevó una casa de Lego al año.


9. Stig Inge Bjornebye - No al esquí

Stig Inge Bjornebye of Liverpool

Stig Inge Bjornebye fue un gran aficionado al salto de esquí, un deporte con gran riesgo de lesión. El Liverpool no quería pagar los errores del noruego en la nieve y le prohibió practicar esquí mientras jugara con los reds.


10. Spencer Prior - Comer testículos

Spencer Prior of Cardiff City

Sam Hammam era el presidente del Cardiff cuando Prior firmó. El dueño le obligó, por contrato, a comer testículos de cordero con limón.