Unos 10.000 rusos se alistaron en la primera jornada de movilización parcial

·2  min de lectura

Moscú, 22 sep (EFE).- Cerca de 10.000 hombres se alistaron en las filas del Ejército ruso para ser enviados a Ucrania en el marco de la primera jornada de movilización parcial decretada por el presidente ruso, Vladímir Putin, informó este jueves el Ejército ruso.

"En la primera jornada de movilización parcial en los comisariados militares se personaron voluntariamente cerca de 10.000 personas sin esperar a recibir su citación", explicó Vladímir Shimlianski, portavoz del departamento de movilización del Estado Mayor ruso, a la agencia Interfax.

Según el decreto presidencial, serán movilizadas 300.000 personas, aunque la prensa independiente informó de la existencia de una cláusula secreta que permitiría al Ejército llamar a filas hasta a un millón de hombres, lo que fue negado inmediatamente por el Kremlin.

El militar explicó que la prioridad en la movilización la tendrán los tiradores, tanquistas, artilleros, conductores y mecánicos, además de otros técnicos y especialistas, independientemente de su rango militar.

En principio, esos reservistas, en los que se valorará la experiencia en combate, serán desplegados no en el frente, sino en la retaguardia de los territorios ocupados por Rusia en el Donbás y el sur de Ucrania.

Serán movilizados los soldados rasos y sargentos no mayores de 35 años, y los oficiales de menos de 55 años, precisó.

Serán eximidos los trabajadores de empresas de la industria militar, los padres de familias numerosas, aquellos que tengan a su cargo inválidos y enfermos, y los rusos que residan permanentemente en el extranjero.

El portavoz castrense subrayó que los 120.000 reclutas que sean llamados a filas para cumplir el servicio militar obligatorio en otoño, no participarán en la campaña militar.

Tampoco serán movilizados los estudiantes que tengan que cursar estudios de manera presencial.

El movimiento pacifista Vesná (Primavera) convocó para el sábado otra protesta nacional contra la movilización después de que la del miércoles se saldara con más de 1.300 detenidos.

Según los activistas, a algunos de los detenidos se les entregaron notificaciones para que comparezcan de inmediato en las oficinas de reclutamiento.

La prensa local informó de colas en la frontera con Finlandia, Georgia, Kazajistán y Mongolia para abandonar Rusia.

(c) Agencia EFE