"Eso sí calienta", la respuesta de AMLO a Jorge Ramos al mencionarle que la inseguridad no baja en México

Captura de video Youtube

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVRSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que para el 1 de diciembre de este año habrá una solución al problema de inseguridad porque su gobierno ya logró controlar la tendencia al alza de los homicidios dolosos.

"Es muy delicado el problema, habrá solución pronto, el 1 de diciembre terminamos de sentar las bases de la transformación, en este año habrá resultados", aseguró en su conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional.

El presidente López Obrador fue cuestionado por el periodista Jorge Ramos, quien -con datos oficiales- señaló 2019 cerrará como el año más violento y que si no tenía pensado cambiar a su gabinete de seguridad ante los magros resultados.

-"Eso si calienta", reviró el titular del Ejecutivo, al reconocer que el tema de seguridad es una asignatura pendiente que su administración no ha podido resolver.

"La explicación es que se dejó crecer mucho el problema de la inseguridad y la violencia, no se atendieron las causas, no se crearon empleos, los salarios de los mexicanos son los más bajos del mundo, se abandonó a los jóvenes, se impuso la impunidad, no habla autoridad, no había una línea o una frontera que dividiera a la autoridad y la delincuencia, estás enterado del caso Gracia Luna. Estas bandas no surgieron el año pasado".

Con gráficas con estadísticas sobre los homicidios dolosos en el país, el presidente López Obrador señaló que ya logramos detener la tenencia hacia el alza en la incidencia delictiva.

"Si un aumento, pero no igual como venía sucediendo año con año... estamos consiguiendo controlar la tendencia en el aumento de estos delitos", insistió.

López Obrador espera finalmente reducir violencia en México a finales de 2020

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se mostró "preocupado" pero "optimista" al estimar que para finales de año se reducirá la violencia en México, al responder a una pregunta en su conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

"Va a haber solución, pronto. Yo estoy comprometiéndome. El día primero de diciembre terminamos de sentar las bases de la transformación del país, este año van a haber resultados. En esto (la violencia) que es el tema más difícil", dijo López Obrador.

Como ya hizo en abril del 2019, el periodista de Univisión Jorge Ramos enfrentó al mandatario en la rueda de prensa con cifras oficiales de violencia que situarían al año pasado con el mayor registro de asesinatos de las últimas décadas.

En días recientes, el mandatario ha puesto como fecha este 1 de diciembre de 2020, cuando se cumplirán dos años del inicio de su gestión, para establecer los fundamentos de transformación del país y así empezar a dar resultados, aseguró.

"Es un tema que aquí tratamos todos los días, es una asignatura pendiente y un problema que no hemos podido resolver. Tiene una explicación, no una justificación. Se dejó crecer mucho el problema de la inseguridad, de la violencia, no se atendieron las causas", respondió el líder de Movimiento Regeneración Nacional.

Dijo que la "corrupción" en el país era de las más elevadas del mundo y que se abandonó a los jóvenes. Además, se "impuso" la protección a los corruptos y la impunidad.

"No había autoridad, no había una línea que dividiera autoridad con delincuencia", remarcó López Obrador, quien citó a Genaro García Luna, titular de Seguridad en la etapa de Felipe Calderón (2006-2012) que hoy tiene pendiente un juicio en Estados Unidos por presuntamente colaborar con el cártel de Sinaloa.

Atribuyó a todo este contexto la violencia actual. "Estas bandas que operan no surgieron el año pasado", dijo.

"Pero el pasado año es el peor que se ha vivido. (...) Algo no está funcionando", le rebatió el periodista.

"Hay una profunda descomposición", respondió López Obrador, que habló de "crisis y decadencia".

Positivamente, dijo que se ha detenido "la tendencia al alza" de la incidencia delictiva.

Así, si en otros años el número de asesinatos crecían interanualmente un 2-3 %, ahora estima que la cifra de homicidios crece, pero a un ritmo del 0,1 %.

"Estamos ya consiguiendo controlar la tendencia", aseveró.

Todo ello, dijo, llevará a que para el 1 de diciembre del 2020, ya habrá "resultados", y es por ello que se mostró "preocupado" pero "optimista".

"La violencia no surge de la nada" y son "las circunstancias", apuntó López Obrador.

México registró 31.688 asesinatos en los primeros once meses del 2019, un 2,7 % de aumento en relación con el mismo periodo del 2018, según datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De continuar con esta tendencia, 2019 cerrará como el más violento en México desde que empezaron los registros hace más de dos décadas, al superar los más de 33.000 muertos de 2018.


También te puede interesar: